Autor Tema: PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA  (Leído 188098 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #700 en: 24 horas »
Aprendiendo a concebir lo inconcebible
23.10.2020.-

El líder de Podemos ha empezado a concebir lo que ni como mera hipótesis concebía.

Nada más conocerse la noticia de que el juez García-Castellón había remitido al Tribunal Supremo un auto razonando la procedencia de imputar a Pablo Iglesias en el caso Dina, el vicepresidente segundo del Gobierno se rebotó. Y con esa chulería de proxeneta de la Ballesta que se gasta se mostró convencido de que el alto tribunal no le imputaría. Se esforzó en mostrar que su convencimiento no era consecuencia del análisis jurídico, sino del conocimiento de lo que se cuece en los tribunales. Y lo expresó diciendo que no concebía, “ni como mera hipótesis,” que pudieran imputarle.

Sin embargo, el gachó no debe de estar tan seguro. Ni mucho menos. Para empezar, envió a sus sicarios en las redes a condenar al juez con soeces amenazas de muerte. La ofensiva se detuvo cuando las fuerzas del orden comenzaron a investigar la procedencia de los mensajes. Y luego recurrió el auto de remisión al Supremo ante la misma sala de la Audiencia Nacional que le devolvió la condición de perjudicado de la que había sido privado por García-Castellón.

El recurso es absurdo. Evidentemente, toda resolución judicial es recurrible. Pero lo que puede recurrirse en ese auto no es el relato de hechos en que se funda el juez instructor. Una vez se ha apelado a él, sólo al Supremo corresponde decidir. Lo que se puede recurrir es la razón misma de la remisión, que no es otra que la de estar Iglesias aforado. Si Iglesias cree preferible para sus intereses que su caso siga siendo visto en la Audiencia Nacional, lo que tiene que hacer es dimitir y perderá automáticamente el aforamiento. García Castellón lo imputará y podrá sin problemas recurrirlo ante la sala que un día lo protegió. Pero para eso tiene que dimitir.

Tanto ha llegado a concebir lo inconcebible que invitó a su víctima, Dina Bousselham, a recurrir asimismo el auto que pide al Supremo su imputación. La enchufada directora del periódico digital de Podemos, La Última Hora, puesto que agradeció renunciando a querellarse de los delitos que Iglesias hubiera podido cometer contra ella, obedeció. En el recurso ratifica que no se siente perjudicada por las acciones de Iglesias. Por supuesto, en delitos perseguibles sólo a instancia de parte, como son algunos de los que podrían imputarse a Iglesias, no puede imputarse a nadie sin el consentimiento de la víctima. Pero a eso ya renunció y no tiene sentido que lo reitere, y mucho menos por medio de un recurso donde no se ventila ningún interés propio.

La conclusión es que Iglesias ha empezado a concebir lo que ni como mera hipótesis concebía. Es más, no sólo ha empezado a concebirlo, sino que ahora también le parece posible y quién sabe si probable. En cualquier caso, incluso en el supuesto de que el Supremo decidiera no imputarle y ordenara al juez García-Castellón continuar la causa dejando al margen a Iglesias, queda el caso de la financiación ilegal de su partido, los pagos hechos a Neurona y la participación de Venezuela e Irán. Esos delitos sí son perseguibles de oficio y no hay Dina agradecida que pueda librarle de ellos. Le urge, y de qué manera, ocupar el Poder Judicial.
Emilio Campmany

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #701 en: 24 horas »
El feminismo en Podemos tenía un precio
31.10.2020.-

A Irene Montero las razones para dimitir le llegan ahora también desde la izquierda anticapitalista, que al menos sí practica lo que predica.

Si un Ministerio de Igualdad tiene utilidad, entonces una ministra de Igualdad que defienda los despidos de embarazadas porque «la política no para» durante la gestación no puede seguir siendo ministra de esa cartera. A nadie se le oculta que la crudeza con la que Irene Montero justificó en una radio la expulsión de Teresa Rodríguez de Podemos estando embarazada transgrede la más elemental coherencia feminista. Pero no solo eso: detrás de la presunta pugna ideológica que estalló ayer en las redes entre ambas, hay mucho más: en concreto, 1.665.933,84 euros.

Esta lucha sororicida destapa una larga animadversión personal y orgánica. La gota que colmó el vaso fue la decisión de Rodríguez de construir en Andalucía una formación independiente de la dirección nacional. Ni Rodríguez ni sus diputados respondían a la disciplina de partido. Y la tensión ha explotado ahora a raíz de las asignaciones que la coalición Adelante Andalucía recibe del Parlamento, ese más de millón y medio de euros.

Teresa Rodríguez tenía el control de las cuentas de la parte de Podemos y en el último mes ha maniobrado para gestionar en exclusiva también los fondos de IU. Su expulsión supone que IU podrá poner su parte al servicio de Podemos. El cisma es un hecho.

Ya no quedan ideales en Podemos. Como hicieran con el 15-M, la cúpula morada encontró en la última ola feminista otra causa de la que apropiarse para afianzar su poder. Pero hemos comprobado la incoherencia de aquellas reclamaciones. Se trataba de un ingrediente más de su populismo. El feminismo debe sostenerse con el ejemplo, y expulsar a una mujer mientras está de permiso por maternidad para ajustar cuentas y solventar un conflicto intestino con dinero de por medio destruye la credibilidad feminista de Montero. El feminismo en Podemos tenía un precio, El Marquesado de Galapar.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #702 en: 24 horas »
‘Hacerse un monedero’: medio millón por un papel que no aparece
.
8.11.2020.-

La declaración complementaria con Hacienda por un pago del Banco ALBA bolivariano fue uno de los primeros escándalos del partido morado.

Cuenta Javier Somalo en su artículo de este sábado que si a Pablo Iglesias, que pide la detención del rey Juan Carlos I sin cargos, le aplicáramos la misma vara de medir, el líder de Podemos ya estaría en prisión. Con este primer capítulo de las Crónicas del Asalto, Libertad Digital inicia una serie que pretende repasar las muchas sombras de corrupción que se ciernen sobre la formación de Iglesias desde antes incluso de su nacimiento. En este primer capítulo, el primer gran escándalo: Monedero y su medio millón bolivariano.

"Montoro, no te tengo miedo". Era el 29 de enero de 2015 cuando Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores de Podemos y hasta hoy mismo amigo íntimo de Pablo Iglesias, pronunciaba esas palabras en un tono tan enfático como desafiante.

Lo hacía en un acto del partido morado, que ya para entonces, al igual que Ciudadanos, y tras su sorprendente irrupción en las elecciones europeas de un año antes, había puesto patas arriba el panorama político español, hasta entonces dominado por un bipartidismo imperfecto en el que PSOE y PP se daban el relevo de sucesivas victorias electorales y gobiernos monocolor, algunas veces incluso con mayoría absoluta, como la que en aquel momento disfrutaba, por poco tiempo ya, Mariano Rajoy.

Eran los tiempos en que Iglesias y los suyos denunciaban a voz en grito a "la Casta" y pedían abrir el "candado del 78" considerando la democracia nacida de la transición como un pérfido "régimen" que habría dado la espalda al "pueblo" para llenar de privilegios a sus élites. Los podemitas, como pronto se les empezaría a conocer, no excluían a la izquierda de sus invectivas.

Por supuesto al PSOE, una formación que tenía el pasado "manchado de cal viva" como en célebre ocasión le llegaría a espetar Iglesias a Sánchez en el pleno del Congreso; pero también a la vieja guardia de Izquierda Unida, la formación en la que el hoy vicepresidente segundo había hecho currículum como 'fontanero' (llegó a ser asistente, paradojas del destino, del hoy líder de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón) y en la que creían ver algunas conductas poco edificantes moralmente.

El que fuera candidato de IU a las europeas de 2014, Willy Meyer, tuvo que dimitir tras publicar Infolibre, un medio siempre muy próximo a Podemos, que tenía una fondo de pensiones en una Sicav con sede en Luxemburgo, una práctica habitual entre los europarlamentarios y que no suponía infracción penal alguna. A su llegada a la Eurocámara, Iglesias, jefe de filas de aquel primer grupo institucional de Podemos, presumía de, por ejemplo, ir en autobús desde el aeropuerto a la sede de la cámara comunitaria y abominaba, como años después se le recordó con motivo de su mudanza a Galapagar, de los políticos que, decía, vivían en chales en zonas exclusivas de Madrid, "alejados de la realidad" según su parecer de entonces.

En definitiva, Podemos se presentaba, más allá de contenidos ideológicos concretos, como una formación inmaculada en el terreno de la limpieza frente a las corruptelas que, unidas a la brutal crisis económica surgida a partir de 2008, habían provocado la indignación ciudadana, como evidenció en 2011 el 15-M. En ese contexto, y a apenas meses de unas cruciales elecciones autonómicas y municipales que supondrían en aquel 2015 la consolidación de la fragmentación política y para Podemos su particular ‘asalto al cielo’ al lograr nada menos que las alcaldías de Madrid y Barcelona, es cuando Monedero, entonces número tres de Podemos (el dos era Íñigo Errejón), se dirigía así de desafiante al ministro de Hacienda.

Lo que entonces nadie, o casi nadie, sospechaba es que ese mismo día, horas antes de subirse al estrado de un acto de partido, Monedero había realizado una declaración complementaria de la Renta, signo inequívoco de que su proceder como contribuyente no había seguido siempre el camino de la estricta ejemplaridad moral que, día sí y día también, pregonaba junto a su antiguo alumno y ahora Secretario General, Pablo Iglesias. La expresión más adecuada en ese caso hubiese sido: ‘Montoro, ahora ya no te tengo miedo’. Sigue...

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #703 en: 24 horas »
...Medio millón por un papel que no aparece

El motivo de que Juan Carlos Monedero se pusiera al día con Hacienda era una tan desorbitada como extraña remuneración por un trabajo para el Banco del ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra America), una institución financiera participada por varios países de la región, singularmente la Venezuela chavista, allí donde muchos dirigentes de la izquierda española habían hecho fortuna facturando al régimen sus servicios como asesores.

Entre 2013 y 2014, justo los años en que se gesta Podemos, el entonces ignoto profesor de Ciencias Políticas recibe, a través de la empresa Caja de Resistencia Motiva 2, 425.000 euros en concepto de "honorarios de confección de estudio comparativo de los ámbitos financieros de los países del ALBA y análisis de las bases de armonización jurídico-financiera, implementación y asesoría puntual sobre el proyecto hasta el 31 de diciembre de 2014".

En síntesis, Monedero, entre cuyas especialidades académicas no se encuentra ni la Economía ni el Derecho, es el hombre elegido para elaborar un estudio sobre la viabilidad de una unión monetaria al otro lado del Atlántico, una especie de euro americano. De la calidad o pertinencia de su análisis nada se puede decir puesto a que a día de hoy no hay ni rastro de ese trabajo. Monedero pudo haberlo enseñado (siempre y cuando exista realmente) en una multitudinaria rueda de prensa que dio en febrero de ese 2015, un mes después de regularizar su situación tributaria y dirigirse en tono retador a Montoro. Pero no lo hizo. El papel no aparece.

Se limitó, como contó en Libertad Digital Míriam Muro, a enseñar la factura del Banco Alba a Caja de Resistencia Motiva 2, una Sociedad Limitada, y a denunciar entre aplausos de Iglesias y Errejón, que le respaldaban en primera fila, una "caza de brujas" del "régimen del 78" que, dijo, "ha sacado su batería contra mí".

El abandono
Pese a ese cierre de filas, apenas dos meses después, el 30 de abril, Monedero abandonaba la dirección de Podemos y se convertía en el primer cadáver político que dejaba Iglesias a su paso, si bien las razones de su salida tuvieron que ver más con decisiones estratégicas que con las sombras sobre su actividad como asesor económico de los gobiernos bolivarianos, por la que la Universidad Complutense llegó a abrirle una investigación por si hubiera incurrido en incompatibilidad.

Las tesis errejonistas se impusieron entonces y con ese rumbo el partido llegó hasta las elecciones generales celebradas a final de aquel año, con el hoy líder de Más País como número dos.

Un lustro después de todo aquello, el "profesor Monedero" como cariñosamente se refiere a él siempre Iglesias, se prodiga en todos los medios que puede, se mantiene en la órbita de Podemos (es habitual desde hace años verle por las instalaciones del grupo parlamentario casi como uno más) dirige el programa televisivo "En La Frontera" en Público y muy recientemente colabora con la consultora Neurona, que según el informe del Tribunal de Cuentas conocido este mismo viernes recibió 290.000 euros de Podemos en la última campaña electoral de noviembre de naturaleza "no electoral". El Tribunal asegura que "si bien, como señala la formación [Podemos] en alegaciones, en la fiscalización se aportaron videos y diseños publicitarios, no ha quedado suficientemente acreditada su efectiva elaboración por parte del proveedor".

Tampoco está acreditado que elaborase un sesudo informe sobre la posibilidad de una unión monetaria (con sus implicaciones jurídicas y económicas) en los países bolivarianos, pero sí que recibiera por ello medio millón de euros. Lo que desde entonces comenzó a conocerse en ciertos círculos como "hacerse un monedero".

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #704 en: 24 horas »
Becas universitarias sin pisar el Campus, especulación con vivienda protegida, asistentes sin Seguridad Social…
8.11.2020.-

Las conductas de los dirigentes de Podemos que empezaron a contradecir su exigencia moral para otros partidos.

La irrupción de Podemos a mediados de la década que ahora termina, y en general de la llamada "nueva política", con Ciudadanos como el otro actor principal de la misma, impulsados por la ola surgida del 15-M, en 2011, llegó impregnada de una alta y severa exigencia moral para las conductas de los dirigentes públicos.

Como explicábamos en el primer artículo de esta serie, un dirigente de Izquierda Unida como Willy Meyer tuvo que dimitir por haberse acogido a una práctica financiera habitual en los europarlamentarios y que, desde luego, no entrañaba ilícito penal alguno. No fue la única víctima de esa severa vara de medir, que dos años antes, en 2012, había provocado la dimisión del entonces presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, fallecido cinco años después, por gastos de viaje de entorno a diez mil euros que, pese a varias denuncias, no le llegarían a suponer reproche penal alguno.

En 2013 una sobrina del entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, tuvo que renunciar a un puesto en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Una mujer como Beatriz de Guindos, tras haber aprobado oposiciones a técnico comercial y economista del Estado, ponía freno así a un ascenso laboral que posiblemente nunca se le volvería a plantear, por la única razón de su parentesco. Los tiempos venían así. Los nuevos partidos blasonaban de que la política tenía que estar limpia de conductas sospechosas de nepotismo, los currículum de los dirigentes libres de toda mácula y la ejemplaridad moral siempre en el altar mayor.

Frente al argumento de su inexperiencia que frecuentemente tenían que enfrentar Iglesias o Albert Rivera la respuesta estaba cantada: efectivamente, no tenemos experiencia en corrupción, decían los nuevos líderes, que pese a sus obvias diferencias ideológicas mostraban una cierta unidad de espíritu regenerador, como quedaría de manifiesto en algunos debates que protagonizaron ante audiencias muy jóvenes.

Pero poco a poco el tiempo, y la creciente presencia institucional de los nuevos partidos, fue haciendo ver que no era oro todo lo que relucía o que, dicho en términos coloquiales, en todas partes cuecen habas. Beneficiarse de una beca universitaria sin pisar siquiera el centro universitario que la concede (los actuales tiempos del teletrabajo estaban aún por llegar), especular con vivienda pública e incluso no dar de alta en la Seguridad Social a un empleado del hogar eran conductas que, para sorpresa de sus más crédulos seguidores, también podían anidar en el al parecer incorrupto brazo de la "nueva política", mantra que se repetía machaconamente por tierra, mar, y aire.

La beca de Errejón
Aunque formalmente era un contrato universitario, la expresión "beca de Errejón" hizo fortuna, y la llegó a utilizar en un debate electoral de 2016 Pedro Sánchez en contra de Podemos, mientras Pablo Iglesias hacía aspavientos. Huelga decir que era cuando el actual vicepresidente segundo del Gobierno y el hoy líder de Más País eran uña y carne, políticamente hablando.

Pero retrocedamos a 2014. Podemos, que se ha presentado en enero, es aún un proyecto incipiente, pero coge velocidad de crucero con su histórica irrupción con cinco diputados y más de un millón de votos en toda España en las elecciones europeas de aquel año. Iñigo Errejón forma parte de la cúpula de un partido con una estructura aún endeble. Pero además de esa dedicación que ya le empieza a robar lo principal de su tiempo encuentra otra ocupación remunerada con 1.800 euros al mes por unas cuarenta horas de trabajo semanales, pero sin tener que acudir a la oficina.

Es lo que le paga la Universidad de Málaga entre marzo y diciembre para realizar un trabajo sobre política de vivienda en Andalucía que financian la Unión Europea (80%) y la Junta de Andalucía (20%). El director del proyecto es Alberto Montero, para entonces ya cargo de Podemos y, casualidades de la vida, futuro diputado nacional de la formación morada por la circunscripción malagueña. El único candidato para ese contrato ha resultado ser Errejón, al que su director de proyecto (aunque subordinado político) autoriza para no pisar en todo ese tiempo el centro universitario. Recuérdese que es un trabajo sobre la vivienda en esa comunidad autónoma en concreto.

El 4 de diciembre la Universidad de Málaga decide suspender de empleo y sueldo al número dos de Iglesias tras abrirle un expediente sancionador junto a Montero. Doce días después Errejón decide renunciar a su contrato. Fruto de la investigación interna, la Universidad de la capital andaluza concluyó que algunos de los trabajos presentados como supuesto fruto de la investigación tenían actualizaciones informáticas previas a la firma del contrato laboral en marzo de ese 2014. Es decir, que eran anteriores a la investigación que debería haberlos alumbrado, algo así como una investigación académica en diferido.

Dos años después, en las semanas previas a las elecciones repetidas de 2016, un juzgado de Málaga decidió archivar la querella por estafa que Manos Limpias había presentado contra el ya por entonces portavoz parlamentario de Podemos. Errejón no había cometido delito alguno, como tampoco Willy Meyer, ni Carlos Divar, pero al contrario que estos no dimitió de ninguno de sus cargos, que abandonaría poco después en medio de su cruenta guerra interna con Iglesias. Pero eso es ya otra historia.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #705 en: 24 horas »
...El piso de Espinar

La "nueva política" como tantos fenómenos disruptivos en muchos ámbitos de la vida, ha dejado, pasado el tiempo, algunos juguetes rotos. Entre ellos cabría citar a Ramón Espinar, quien llegaría a ser portavoz de Podemos en el Senado y en la Asamblea de Madrid, ahora alejado de la vida política e incluso crítico en las redes con algunos de los comportamientos de sus antiguos compañeros de filas.

El apellido no era nuevo en la política española, ni en la madrileña en particular. Su padre, del mismo nombre de pila, fue un importante dirigente del PSOE madrileño. Primer alcalde democrático de Leganés (una de las ciudades mas importantes y pobladas del cinturón sur de la comunidad autónoma), presidente de la Asamblea de Madrid y consejero del Gobierno del primer presidente autonómico, Joaquín Leguina. Si se decía que Podemos era el partido de los hijos de los socialistas, Espinar era un ejemplo de libro.

El padre, andado el tiempo, abandonó la política e hizo carrera financiera en Caja Madrid, hasta terminar condenado en el célebre caso de las tarjetas black. Nada, naturalmente, de lo que sea responsable quien lleva su sangre y apellido. Espinar hijo, en cambio, sí fue plenamente responsable de especular con una vivienda protegida a la edad de 24 años. Ya para entonces había participado, junto a otros de los que luego serían dirigentes de Podemos, en la fundación de la asociación estudiantil Juventud Sin Futuro.

El joven Espinar obtuvo 20.000 euros tras vender un piso de protección oficial que le había caído en suerte en Alcobendas, al norte de Madrid, valorado en casi 150.000 euros y con dos plazas de garaje. Lo había reservado tres años antes, en 2007, cuando su padre gastaba a crédito de la caja madrileña, en cuyo consejo de administración había coincidido con el entonces alcalde de Alcobendas, José Caballero. El joven Espinar, que ejercía de activista universitario en favor de los jóvenes que enfrentaban dificultades de emancipación, no estaba empadronado en esa localidad, pero Comisiones Obreras (CCOO), que ejercía de promotora, había reservado un 15% de viviendas para distribuirlas de forma discrecional, tal y como desveló en exclusiva la Cadena SER en 2016.

Con ese motivo, se vio obligado a ofrecer una rueda de prensa para explicar el caso. Sin aportar documentación alguna, relató cómo abonó 50.000 euros en concepto de entrada logrados gracias a un préstamo "familiar" en el que arrimaron el hombro tanto su padre y su madre como su abuela, aunque no especificó en qué proporción cada uno. Según su relato, se vio en una situación en la que no podía afrontar la letra del piso, de algo más de 500 euros, para pagar los 90.000 euros restantes y quedarse así con el inmueble.

Podría haber optado por devolverlo a la promotora y que algún joven "sin futuro" se beneficiase, pero prefirió venderlo por 176.000 euros, 30.000 más que el precio de compra, lo que descontados impuestos y gastos de gestoría le redundó en el citado beneficio de 20.000 euros. Se trata del precio máximo fijado por la Comunidad de Madrid que, sin embargo, no estipula un límite mínimo.

Según explicó en aquella atribulada rueda de prensa, Espinar devolvió el generoso préstamo familiar "en cuanto vendí la vivienda". Se refirió a su circunstancia como la del que vende un piso "que no podía pagar, al precio al que te obligan a venderlo". No, la Comunidad de Madrid estipula, como se ha dicho, un precio máximo, pero no un precio único u obligatorio. En la misma inexactitud incurrió por entonces el propio Pablo Iglesias, que siempre apostó por Espinar en la cruenta batalla por el control del partido en Madrid.

Como portavoz en la Asamblea madrileña, en cuyos pasillos cuelga un retrato de su padre, como el de todos los que han presidido la cámara autónomica, se empleó a fondo contra el "saqueo de la vivienda pública en la Comunidad de Madrid". Espinar, el hijo, no incurrió en ningún ilícito penal, como tampoco Willy Meyer, pero a diferencia del que fuera candidato de IU en las europeas de 2014, no dimitió. Luego lo haría en 2019. Pero eso es otra historia. Sigue...

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #706 en: 24 horas »
El pufo de Carmena y su marido

Uno de los grandes hitos de la "nueva política" fue el éxito en las elecciones municipales de 2015, con la llegada de los llamados "ayuntamientos del cambio". A través de una serie de alianzas con distintas plataformas, los de Iglesias dieron un histórico salto al poder municipal, coronado en las dos grandes ciudades españolas.

Ada Colau pasó a ser alcaldesa de Barcelona y Manuela Carmena de Madrid. Esta última, una jurista con la auctoritas de su lucha contra la dictadura franquista (pertenecía al despacho de abogados laboralistas en la que un grupo de extrema derecha perpetró una de las matanzas más atroces de la transición) confrontó con Esperanza Aguirre, quien pese a ganar aquellas elecciones no pudo sumar una mayoría suficiente en el consistorio de la capital de España. Todo parecía inmaculado en Carmena, que además aunaba el favor de la vieja generación de votantes, la suya, y de la más joven, que pronto empezó a convertir a "Manuela" como se referían con entusiasmo a la alcaldesa, en casi un icono pop.

Carmena, una persona de origen adinerado, tenía sombras en su pasado, según desveló Sandra León en Libertad Digital por entonces. Junto a su marido Eduardo Leira dejó en la cuneta a un grupo de arquitectos de su empresa, i3 Consultores, a los que contrató como falsos autónomos y estuvo un año sin pagarles. Todo ello mientras Leira, según denunciaron los trabajadores, "no dejaba de viajar a China en primera y se paseaba la ciudad con un Lexus de alta gama".

Por ello, decidieron querellarse contra el matrimonio por alzamiento de bienes, un delito que no validó la Justicia, y a ello se aferró Carmena para defenderse, aunque los tribunales sí establecieron las irregularidades cometidas con esos trabajadores. Unos empleados que finalmente no pudieron cobrar indemnización alguna. ¿El motivo? Que Eduardo Leira no tenía patrimonio para hacer frente a sus deudas ya que había traspasado todos sus bienes a su mujer en plena crisis de su estudio de arquitectura.

El asistente de Echenique
De entre las "desviaciones pequeño burguesas", por utilizar una terminología al uso en la izquierda, que no cabrían en una formación como Podemos, la de no dar de alta en la Seguridad Social a un asistente bien podría llevarse la palma.

Es en lo que incurrió el actual portavoz parlamentario, Pablo Echenique, según la sanción que un juez de Zaragoza ratificó a principios de 2019, de 1.000 euros para el dirigente morado. Echenique lo niega y ha recurrido, argumentando que la relación con la persona que le ayudaba en las tareas cotidianas no era, stricto sensu, de naturaleza laboral, sino una mera prestación de servicios.
El Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia condenándole al pago de 11.000 euros mas las costas.

Según publicó El Heraldo de Aragón, tuvo a esa persona trabajando en su casa durante un año, sin contrato y sin ese alta para cotizar. Una conducta que incumple además el código ético interno de Podemos, según el cuál tienen que renunciar al cargo los condenados por "delitos contra los trabajadores". Cuando estalló el escándalo, Echenique era Secretario de Organización del partido y no dimitió. Cabe preguntarse qué habría dicho el Podemos de 2014 si un dirigente de otro partido hubiese sido sorprendido en una práctica semejante.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #707 en: 24 horas »
El juez imputa a Podemos como partido y a parte de su cúpula por la 'caja B'
20.11.2020.-

La decisión judicial llega tras la denuncia presentada por el ex abogado de Podemos por posible malversación y administración desleal.

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha imputado a Podemos como persona jurídica en la causa que investiga la financiación del partido tras la denuncia presentada por el abogado despedido José Manuel Calvente por posible malversación y administración desleal, entre otros posibles delitos.

El magistrado tomó esta decisión después de escuchar a Calvente en sede judicial el pasado 29 de julio. También ha imputado a Juan Manuel del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos y responsable de las campañas, así como un estrecho colaborador de Pablo Iglesias, además de al tesorero y la gerente del partido, Daniel de Frutos y Rocío Esther Val, respectivamente.

El magistrado ha citado a estas tres personas el próximo 20 de noviembre para que presten declaración en calidad de investigados.

Juan Manuel del Olmo es actualmente un alto cargo del Gobierno como director de Estrategia y Comunicación de la Vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030, que dirige Pablo Iglesias.

Además de estas citaciones, el juez ha ordenado otras diligencias en el marco de esta causa que acaba de ponerse en marcha, como es requerir a Podemos abundante documentación que abarca desde la contabilidad hasta tablas de sueldos de trabajadores.

Las comparecencias de los investigados tendrán lugar después de que declaren Gloria Elizo, actual vicepresidenta tercera del Congreso y ex responsable del equipo legal de Podemos, y Mónica Carmona, otra de las antiguas abogadas del partido que fue despedida también en diciembre. Ambas declararon el 15 de septiembre como testigos de refutación tras la denuncia de Calvente.

CAMPAÑAS ELECTORALES
Según explicó el propio Calvente, Carmona y él estaban realizando una investigación interna por posibles irregularidades contables en Podemos cuando fueron despedidos. Irregularidades que habrían consistido en gastos sin justificar o no previstos en los presupuestos del partido, o también sobresueldos.

También dirige sus sospechas contra la sociedad Neurona Comunidad S.L., empresa de comunicación política que ha trabajado en varias campañas electorales de Podemos.

El ex abogado de Podemos presentó denuncia en Barcelona por estos hechos y fue remitida después a los juzgados de Madrid por ser los competentes para investigar. El instructor citó al abogado para que se ratificara en una comparecencia, que duró casi tres horas y media.

Un día después, Escalonilla dictó varios autos en los que imputó al partido como persona jurídica y a varios dirigentes del mismo. También requirió información y documentación tanto a Podemos como a organismos públicos, al grupo de la Policía Judicial, al Tribunal de Cuentas, al Registro Mercantil, al Registro de Cooperativas de Madrid y a entidades financieras.

LA RESPUESTA DE PODEMOS
A raíz de todas estas diligencias, la representación legal de Podemos ha dirigido un escrito al instructor en el que solicita la nulidad de las mismas alegando que el juzgado sólo le ha proporcionado "los primeros 41 minutos y 52 segundos" de la comparecencia que prestó Calvente el 29 de julio, a pesar de que en realidad la declaración se alargó casi tres horas y media.

Para Podemos, mantener las actuaciones acordadas sin haberle facilitado la totalidad de la comparecencia de Calvente, pues en ella se basan los autos dictados por el juez, genera "una evidente indefensión al no poder esta parte verificar lo practicado en su integridad en dicha declaración a los efectos de ulteriores recursos, de declaraciones testificales o de las personas investigadas, entre tantas otras diligencias que puedan practicarse".

En su opinión, el objetivo de este tipo de investigaciones es convertir la causa en "un caso mediático que dure meses, aunque luego jurídicamente quede en nada".

En esa misma línea de anticipar que las imputaciones quedarán "en nada" se ha manifestado Pablo Echenique, secretario de Programa de Podemos y portavoz de la formación en el Congreso.
EP

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #708 en: 24 horas »
Guevara, Iglesias y Petro, ramas del mismo árbol.
27.11.2020.-

El personaje que el vicepresidente del gobierno español, Iglesias y candidato a Presidente de Colombia, Petro, admiran, dijo en Naciones Unidas, “Fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte”, además escribió, “Si los misiles hubiesen permanecido en Cuba, nosotros los habríamos usado contra el propio corazón de los Estados Unidos, incluyendo la ciudad de Nueva York” y en una carta a su esposa le dijo, “Querida vieja: Aquí en la selva cubana, vivo y sediento de sangre, escribo estas ardientes líneas…”

Es una realidad incontrastable que cada generación tiene personalidades notables en diferentes actividades que son asumidas como estandartes por segmentos de la misma o por todos sus componentes. Esos referentes con el tiempo integran una especie de templo de paradigmas que suelen ser la inspiración para el surgimiento, desarrollo y trascendencia de ideas o actitudes que van a determinar o influir en los procesos de renovación de la sociedad.

La mayoría de estos arquetipos se forjaron en base a sus acciones, y su trascendencia está estrechamente ligada a quienes como parte de su generación decidieron imitarles o porque los integrantes de las descendencias sucesivas entendieron que era un legado que había que perpetuar.

No obstante, algunos de estos paradigmas son consecuencias de mitos hábilmente elaborados por sus promotores y partidarios, sostenidos siempre en un gran cumulo de medias verdades con ediciones a fondo de la verdadera practica del sujeto ensalzado. Son ficciones necesarias para promover corrientes de opinión que enganchan fuertemente en aquellas personas que coinciden con el glorificado, algo similar a las campañas que promueven el consumo masivo de productos o servicios.

Este sería el caso del español Pablo Iglesia y el colombiano Gustavo Petro en base a la admiración que comparten, aparentemente, por el pensamiento, vida y obra de Ernesto “Che” Guevara, quien ha sido llamado el Carnicero de la Cabaña por las numerosas personas que allí ejecuto y quien escribió de manera reiterada que matar era un medio importante en su existencia.

El personaje que el vicepresidente del gobierno español, Iglesias y candidato a Presidente de Colombia, Petro, admiran, dijo en Naciones Unidas, “Fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte”, además escribió, “Si los misiles hubiesen permanecido en Cuba, nosotros los habríamos usado contra el propio corazón de los Estados Unidos, incluyendo la ciudad de Nueva York” y en una carta a su esposa le dijo, “Querida vieja: Aquí en la selva cubana, vivo y sediento de sangre, escribo estas ardientes líneas…”

Petro e Iglesias son de hornadas distintas, pero evidentemente ambos sujetos admiran a un individuo que defendió a ultranza el uso de la violencia extrema como solución de los diferendos y la eliminación de los adversarios para evitar la disidencia, lo que conduce a pensar estarían dispuestos a poner en ejecución las practicas sanguinarias de su admirado “Che” en caso de disponer de poder para hacerlo.

Un buen índice es que el vicepresidente primero del Gobierno de España, Pablo Iglesias, manifestó que los fusilamientos de Guevara en La Cabaña, Cuba, fue un «acto de justicia de la revolución cubana», además de calificarlo como «un ejemplo para la historia de la liberación de los pueblos y la justicia social», ignorando a sabiendas que esas ejecuciones de produjeron sin juicio y como atestiguan varios compañeros de Guevara las sentencias habían sido dictada antes de los espurios juicios celebrados, por eso me sumo al pánico de los directivos de la ONG Cuban Prisoners Defenders, al conocer tales declaraciones del alto funcionario de una de las democracias emblemáticas del mundo.

El secretario general de Podemos, aliado de Hugo Chávez y de la dictadura teocrática iraní atribuyo a Guevara una frase no confirmada, mientras no dijo la que está avalada por todos los investigadores, “No dispare. Soy el Che Guevara. Valgo más vivo que muerto», una expresión que algunos atribuyen a un momento de debilidad del comandante a quien Iglesias rinde tributo.

Gustavo Petro, durante su vida ha testimoniado ser un verdadero seguidor del “Che”, no un simple simpatizante. El político colombiano ha ido más allá de su breve comentario alrededor de la trascendencia del asesino argentino cubano, al igual que el desaparecido guerrillero asumió el camino de la violencia cuando empezó a militar en el Movimiento M19, una guerrilla urbana con un prontuario criminal que puede honrar la memoria del insurgente que fracaso en El Congo y luego en Bolivia.

Gustavo Petro y Pablo Iglesias admiran a Ernesto Guevara, conclusión que lleva a una pregunta, ¿aplicaran los métodos del “Che” si llegan a tener poder y condiciones para hacerlo?
Pedro Corzo @PedroCorzo43

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #709 en: 24 horas »
Iglesias compromete a España y al Rey
8.12.2020.-

Resulta inadmisible que el vicepresidente Iglesias aproveche su viaje con Don Felipe para reivindicar al eje bolivariano.

Igual que en EEUU preocupa hoy cómo reparar los daños políticos que deja el trumpismo, en España cada día es más inquietante la erosión institucional a la que asistimos. Lo vivido en Bolivia con motivo de la toma de posesión de su nuevo presidente es el último ejemplo de hasta qué punto Sánchez e Iglesias ni respetan a la Corona y sus funciones, antes al contrario, ni comprenden que en una democracia, especialmente en un sistema parlamentario como el nuestro, resulta esencial preservar la distinción entre actos de Estado y actos del Gobierno. Y no digamos ya mantener una política como la internacional en el terreno de la coherencia, del respeto a nuestros intereses y tradición histórica, y de consenso entre las principales fuerzas políticas, fuera del partidismo cortoplacista. Todo eso ha sido pisoteado por Pablo Iglesias, sin empacho en abusar de su cargo de vicepresidente para comprometer a nuestra diplomacia.

No podría actuar así el líder radical de Podemos si no contara con el respaldo de Pedro Sánchez, responsable en última instancia del progresivo deterioro de nuestra imagen en el exterior. En un gesto del todo extemporáneo, Iglesias decidió acompañar a Don Felipe a Bolivia.
Ya resultaba una excentricidad su desplazamiento, ninguneando el papel de la ministra de Exteriores. Y, como cabía temer, Iglesias ha aprovechado el viaje para protagonizar una agenda diplomática paralela a la del Rey y a la de la propia González Laya, en otra demostración de deslealtad hacia la Jefatura del Estado inadmisible.

Como si fuera él quien marcara nuestra estrategia diplomática, se entrevistó con dirigentes de la órbita bolivariana a los que está tan ligado ideológicamente. Y, por si fuera poco, violando las reglas básicas de la política exterior, denunció en La Paz que contra Evo Morales se cometió un "golpe de Estado" -algo nunca reconocido por España- y firmó un manifiesto contra el "golpismo de la ultraderecha" junto a no pocos representantes del populismo ultraizquierdista de América Latina y ex mandatarios como Zapatero, tan próximo a Maduro. Deja así seriamente comprometidas nuestras relaciones bilaterales con los países de la región con la que más lazos afectivos y económicos tenemos después de la UE.

Y todo en medio de la presencia del Rey y en un viaje institucional de Estado en el que nunca caben gestos partidistas por parte de ningún integrante de la delegación. Es Don Felipe quien ostenta, como establece la Constitución, la más alta representación del Estado en el exterior, muy especialmente en Iberoamérica. Razón más que suficiente por la que debía estar ayer en la toma de posesión de Luis Arce. Lo hace con casi todos los presidentes latinoamericanos, siempre desde la exquisita neutralidad que encarna y sin que su presencia en esas ceremonias signifique la alineación de España con bloque ideológico de confrontación alguno como pretende Iglesias.

Iglesias fue nombrado vicepresidente para Asuntos Sociales, área de la que no se ocupa, como vemos con su vergonzosa despreocupación por la situación de las residencias ante la pandemia. Y, sin embargo, ejerce en la práctica de presidente bis copando huecos es en la seguridad nacional, en educación -haciendo pinza con el secesionismo- o en política exterior. Como para distraernos aquí con Trump.
EM

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #710 en: 24 horas »
Teresa Rodríguez acusa a Podemos de "matonismo patronal y represión sindical" por el despido de cinco trabajadores
18.12.2020.-

Dice que Podemos Andalucía los citó para comunicarles que seguían trabajando antes de despedirles.

La líder de Anticapitalistas y expresidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía en la Cámara autonómica, Teresa Rodríguez, ha denunciado este viernes el "matonismo patronal y la represión sindical" de Unidas Podemos tras el despido de cinco trabajadores a algunos de los cuales se les comunicó días atrás que sí se contaría con ellos tras la ruptura del grupo parlamentario.

En su cuenta en Twitter, Rodríguez ha lamentado el despido de estos cinco trabajadores, entre los que hay profesionales de la comunicación que estaban vinculados al grupo Adelante Andalucía cuando ella era presidenta, y la delegada sindical de CGT en el grupo, Zoe Arcaño.

"IU y Podemos han despedido a cinco trabajadores del grupo parlamentario, entre los que se encuentran la delegada sindical", según han informado en una nota la sección sindical que representa a los trabajadores, que ha añadido que esos cinco trabajadores despedidos son algunos de los que cuentan con más antigüedad en la empresa y a dos de ellos, hace dos días, "la dirección de Podemos Andalucía los citó para comunicarles que seguían trabajando y se les asignaron tareas para Podemos". Se añade que los otros dos despedidos restantes estaban de baja médica.

Según se recoge en la nota, los despidos vienen después de casi dos meses de lucha sindical del conjunto de la plantilla de Adelante Andalucía para mantener sus puestos de trabajo. "Durante este tiempo, los trabajadores han mostrado su preocupación por su estabilidad laboral tras los sucesos con la Mesa del Parlamento y los cambios en la dirección del grupo parlamentario", se añade en la nota.
Tras estos hechos, Rodríguez ha lamentado los despidos y ha denunciado en su cuenta en Twitter "el matonismo patronal y la represión sindical" de la "burocracia más casposa de Unidas Podemos".

En relación con Zoe Arcaño, ha señalado que "no encontrarán a nadie en Andalucía que haya trabajado mejor con los colectivos sociales, conflictos laborales y movimientos alternativos desde el Parlamento andaluz".

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #711 en: 24 horas »
Pablo Iglesias cabalga sobre las contradicciones de su proyecto populista y personalista
24.01.2021.-

Si se quiere saber cómo un político gobernaría su país de tener la oportunidad basta con ver cómo dirige a su partido. Pablo Iglesias ha hecho de Podemos (socio del PSOE en el gobierno de España) un feudo personal. Un reino taifa que maneja de acuerdo a su única y suprema voluntad. Al estilo de los regímenes por los cuales profesa admiración. Si pudiera haría con España lo mismo.

Fernando Barredo es profesor de Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid y durante algún tiempo fue también dirigente de Podemos en Castilla-La Mancha. En estas lides se dio a conocer en las redes sociales por su participación en el congreso de Vistalegre II de febrero de 2017, en el cual Pablo Iglesias tomó el control total de ese partido derrotando a Íñigo Errejón, hasta ese momento su segundo de a bordo.

En esa asamblea Barredo criticó abiertamente al secretario de Organización, Pablo Echenique, por la falta de transparencia dentro del movimiento con la frase: “¡Decidme aquí qué coño funciona!”, al reclamarle que el comité de garantías de Podemos tuviera más de 80 casos sin resolver desde el último congreso celebrado en 2015.

El vídeo que recogió ese momento se hizo viral y a partir de allí Barredo comenzó su andadura como líder de una corriente crítica dentro de Podemos, recordando las razones que inspiraron la creación del partido, en particular la demanda de un ejercicio más democrático del oficio político en España.
Pocos meses después un desconocido lo atacó en su casa en Toledo fracturándole el hueso orbital, el tabique nasal y varias vértebras. De inmediato Podemos Castilla-La Mancha condenó el ataque, que Barredo inicialmente no atribuyó a causas políticas. Sin embargo, pocas semanas después la Policía Nacional detuvo a un militante de Podemos como presunto responsable de la agresión y Barredo se declaró víctima de un intento de sicariato.

Como haya sido, el ataque fue precedido de su suspensión de la militancia tras ser denunciado, ante la misma comisión de garantías que meses antes había criticado, por recibir supuestamente un soborno de 6.000 euros de un empresario.

El hombre parece ser muy persistente pues al año siguiente se le permitió volver al partido, y empezando este 2021 presentó una demanda formal ante el Juzgado de Primera Instancia de Madrid solicitando la nulidad de la Tercera Asamblea Ciudadana de Podemos, que reeligió a Pablo Iglesias nuevamente como secretario general.

En la demanda preparada por la abogada y exsenadora de Podemos Celia Cánovas se alega la presunta vulneración del derecho a la participación previsto en el artículo 23 de la Constitución española.

En mayo del año pasado Iglesias convocó con una semana de anticipación un congreso por vía telemática que le aseguró la reelección en su cargo con más del 90% de los votos.

Esta historia es una más en la corta vida de un partido político con un desempeño poco ejemplar en sus prácticas internas, con un financiamiento externo bastante cuestionable, cuando no oscuro, y cuyo máximo dirigente se comporta con la arbitrariedad propia de un caudillo tercermundista.

Podemos ha conseguido en muy poco tiempo que a su lado PSOE y PP queden como partidos ejemplares.

Y esto no sería preocupante de no ser porque Podemos hoy hace vida en el corazón del sistema político de una de las naciones más importantes de Europa, y porque cuenta (hasta que las próximas elecciones digan lo contrario) con el aplauso de una parte significativa del electorado español.

Un coto cerrado al servicio de Pablo Iglesias
Esto último no debería sorprender porque, como estamos viendo, ser políticamente incorrecto está dando votos en todas partes del mundo.

Los dirigentes de Podemos en España tienen una línea de comunicación constante e invariable: cuestionan siempre que pueden todo el sistema político y económico español del cual hoy, por cierto, forman parte y son beneficiados.

Sin embargo, Podemos, que nació como una crítica a la anquilosada clase política española, se comporta como una casta antidemocrática, intolerante y personalista. Un coto cerrado al servicio personal de Pablo Iglesias, que practica todo lo contrario de lo que le ha criticado al tradicional bipartidismo español. Iglesias no desperdicia oportunidad para purgar a cuanto crítico interno se asome.

Lo sorprendente es que este no hace esfuerzo alguno por disimular sus contradicciones. Por el contrario, las “cabalga” como dijo en alguna ocasión.

La segunda al mando de su movimiento es Irene Montero, cuyo principal mérito conocido para ser vocera en el Congreso de los Diputados y ministra del gobierno de España es ser su mujer.

Por otra parte, la pareja Iglesias-Montero no tiene recato alguno en disimular su reciente ascenso social aunque esto sea radicalmente contradictorio con su prédica antisistema.

Este estilo bastante cínico es muy propio de los populismos que Iglesias y sus compañeros de travesía admiran.

Manejan a Podemos igual que lo hacen Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua, Cristina Kirchner y su hijo Máximo en Argentina, Nicolás Maduro en Venezuela o los Ayatolas en Irán. Todos ellos aliados, amigos y en algún momento financistas de Iglesias y su grupo. Como se podrá apreciar, no por casualidad.

Si Pablo Iglesias tuviera la oportunidad de gobernar España se comportaría exactamente como lo viene haciendo con Podemos. Es decir, no muy distinto a los regímenes con los que tantas vinculaciones tiene. Por lo menos lo intentaría.

Y si lo anterior puede parecer una exageración basta con mirar lo que acaba de ocurrir en Estados Unidos para ver que lo impensable siempre puede suceder. Después de todo Pablo Iglesias tampoco disimula su propósito de desmontar el régimen constitucional español iniciado en 1978.

Ahora que el populismo comienza a tener mala prensa mundial veremos si el electorado español reacciona ante las advertencias de otras latitudes.


Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #712 en: 24 horas »
Iglesias, Montero y el dinero público: todo por la familia
04.02.2021.-

Las purgas en Podemos han dado lugar al conocimiento público de los abusos que Iglesias comete en la gobernanza del partido.

Podemos como partido, y Pablo Iglesias e Irene Montero como pareja, son una caja de sorpresas. Por un lado está el discurso con el que alcanzaron el poder con Pedro Sánchez: regeneración política, transparencia, populismo, «democracia real», defensa de los desfavorecidos aplastados por un sistema injusto...

Pero por otro va la oscura realidad del enchufismo, el amiguismo, la opacidad, los privilegios de casta, la guillotina orgánica... Demasiadas mentiras. Las purgas en Podemos han dado lugar al conocimiento público de los abusos que Iglesias comete en la gobernanza del partido, triturando a cualquier disidente, y ahora también en el Gobierno, valiéndose de su cargo de vicepresidente.

Una antigua auditora de Podemos a la que nunca cuadraron las maniobras contables de Iglesias, y que osó investigar esos abusos hasta su despido fulminante, ha comunicado a un juez que la hoy jefa de gabinete adjunta de Irene Montero en el Ministerio de Igualdad es la niñera que al menos durante un tiempo se ocupaba de los hijos de ambos.

Antes fue diputada, su sueldo público supera los 53.000 euros, tiene despacho en el Ministerio, y entre las obligaciones asesoras de su cargo no figura la de cuidadora de los menores. Sea legal o no, lo cual es muy discutible, porque los hechos se basan en la utilización de dinero del partido para uso particular, y de dinero público para justificar un cargo-escaparate, lo cierto es que todo es una desfachatez desde la perspectiva de la ética pública y la ejemplaridad.

 O bien ficharon como alto cargo a su amiga -irónicamente también «responsable de políticas de cuidados» del partido-, o bien utilizan las prebendas de un cargo para ahorrarse un gasto que generan sus hijos. En cualquiera de los dos casos, el motivo para que dimitan es obvio. Sobra imaginar qué habrían dicho si esto hubiese ocurrido en un Gobierno del PP.
ABC

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #713 en: 24 horas »
María Teresa Arévalo, de asesora a entrar en la Ejecutiva de Podemos con una secretaría a medida
04.02.2021.-


El partido de Pablo Iglesias niega las acusaciones de Carmona y defiende la gestión y el trabajo de la ahora jefa de gabinete adjunta del Ministerio de Igualdad

María Teresa Arévalo (Ciudad Real, 1980) es desde que se formó el Gobierno de coalición en enero del 2020 la jefa de gabinete adjunta del Ministerio de Igualdad de Irene Montero. Desde junio, también es la secretaria de Política de Cuidados de Podemos. Es una de las fieles asesoras de Montero, así como un perfil muy ligado al «sector oficialista» del partido.

El portal de Transparencia de Podemos -que lleva años desactualizado- muestra que pasó por la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, pero no completó sus estudios. Su titulación más alta es el Bachillerato, según ese fichero.

Podemos niega tajantemente que Pablo Iglesias y Montero, vicepresidente segundo y ministra, número uno y dos del partido, hayan estado utilizando a Arévalo como niñera de su hija Aitana en los últimos meses. Por el momento, ni la formación ni Arévalo quieren hacer declaraciones, pero se subraya en las pocas explicaciones internas que ha podido conseguir ABC que la información es falsa. Es coordinadora del equipo de Montero desde antes de que naciera la niña y suele acompañarla por ello.


Se le conocen tres intervenciones parlamentarias. Durante esa etapa ejerció como vocal suplente de la Diputación Permanente, de vocal en la Comisión de Presupuestos, de vocal en la Comisión de Cultura y Deporte, de portavoz adjunta en la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad o como portavoz adjunta Comisión de Hacienda y Función Pública, entre otros.

Arévalo ejerció como asistente parlamentaria de Podemos durante la XI Legislatura, en 2016. Entonces ya era miembro del Consejo Ciudadano Estatal del partido. Luego, en las elecciones generales de ese mismo año fue elegida diputada de Unidos Podemos por Albacete. Causó baja el 21 de mayo de 2019. Y en junio de 2020 fue designada como miembro del Consejo de Coordinación de Podemos, la ejecutiva, después de que el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos revalidara su cargo en las primarias de mayo.

Entró en la ejecutiva como responsable de Políticas de Cuidados, una secretaría de nueva creación que no tenía cargo conocido en anteriores etapas. Esta designación se produjo a pesar de que Arévalo no obtuvo escaño en los comicios de 2019 -ni en abril ni en noviembre- como cabeza de lista por Toledo. Ocupó esa plaza después de que la vicepresidenta del Congreso y antaño jefa del equipo legal de Podemos, Gloria Elizo, la dejara vacante al presentarse por Madrid.

La polémica en torno a su función ha surgido después de que la exresponsable de Cumplimiento Normativo del partido, Mónica Carmona, denuncie ante el juez que investiga el caso Neurona las irregularidades internas que registró antes de ser fulminada en 2019. Resalta en su escrito la denuncia de que Arévalo ejerce de cuidadora de la hija pequeña de los líderes del partido. Lo de salir dejando en un brete a sus dirigentes empieza a ser una tendencia en Podemos cada vez que alguien es expulsado.
Gregoria Caro. Isabel Vega.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #714 en: 24 horas »
La Fiscalía pide que Podemos siga imputado en el caso Neurona por financiación irregular
05.02.2021.-

Ve indicios de delito electoral y falsedad documental, pero considera que es más garantista que la persona jurídica siga como investigada.

La Fiscalía Provincial de Madrid considera que Podemos debe seguir imputado como persona jurídica en el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid que investiga a la formación por un delito de financiación irregular en relación al contrato de consultoría con Neurona Comunidad.

En un escrito, el Ministerio Público se opone a la petición de Podemos de archivar las diligencias argumentando que resulta «más garantista» para el partido mantenerse como imputado.

El juez investiga ese contrato por importe de 363.000 euros que la coalición Unidas Podemos intentó pasar por gasto electoral en las generales de abril de 2019 haciendo saltar las alarmas del Tribunal de Cuentas. Las fechas del contrato no cuadraban con las facturas y la supuesta consultora resultó ser una mercantil con sede en un despacho de abogados de Carmona (Sevilla) sin empleados ni actividad.

La Fiscalía del Tribunal de Cuentas informó al juzgado de indicios de delito electoral y falsedad en documento mercantil, ilícitos que sólo pueden cometer personas físicas, pero el instructor acordó imputar al partido por un presunto delito de financiación irregular que en la actualidad, se sigue investigando.


No obstante, en la causa se analizan asimismo otros hechos denunciados por el exabogado del partido José Manuel Calvente, como el sobreprecio de las obras de la sede de Podemos o los pluses salariales de su cúpula económica.

La Fiscalía, en línea con la posición que ha mantenido desde que en julio se iniciaron las pesquisas, señala en su escrito que «los únicos hechos respecto de los que existen indicios racionales de delito son los referidos a la contratación con la mercantil Neurona».

Recuerda sobre el contrato que «existen indicios de que el objeto del mismo era la propia financiación del partido desde la cuenta electoral» y por ello, «la tipificación inicial» del delito que hizo el juez «no es absurda o arbitraria», como dice Podemos.

Añade, no obstante, que en su opinión, «de las diligencias practicadas por el momento no existen indicios de esa presunta financiación irregular», es decir, de que tuviese lugar.
Delito electoral y falsedad
Se posiciona así con el criterio de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas pues considera que los hechos que rodean al contrato con Neurona «son susceptibles de ser incardinados en un delito de falsedad en documento mercantil y un delito electoral». Por estos dos ilícitos están imputados los dos administradores mancomunados de la cuenta electoral de Unidas Podemos, Daniel de Frutos y Carlos García Ramos; así como el administrador de Neurona Comunidad, Elías Castejón.

Para la Fiscalía de Madrid, atribuir al partido la condición de investigado «resulta más garantista para el mismo por cuanto le permite tomar conocimiento de la investigación y garantiza que, si del resultado de las diligencias existen más indicios de la financiación pueda defenderse y proponer diligencias».

«Más aún, si no tuviera la condición de investigado, mal podría proponer prueba o interponer recursos como ha venido haciendo a lo largo del procedimiento», añade el escrito.

Podemos había solicitado salir de la causa al entender que no hay indicios de financiación irregular que justifiquen el desgaste de una imputación. Su cúpula económica y el secretario de Comunicación están investigados.
Isabel Vega.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #715 en: 24 horas »
Iglesias tensiona al Gobierno para salvar a Podemos en Cataluña.
13.02.2021.-

Intensifica su ofensiva ante el silencio cómplice de Sánchez y recibe la réplica de Robles y Grande-Marlaska
En el Gobierno critican su falta de humildad y dudan de que rebaje el tono porque es «impredecible»

Pablo Iglesias mantiene el pulso en el Gobierno con la intención de seguir diferenciándose de los socialistas en la recta final de la campaña electoral catalana. El vicepresidente segundo del Gobierno busca así su espacio recuperando su discurso más antisistema y pone en cuestión las instituciones democráticas. Mientras, Pedro Sánchez calla.

Ante la confusa campaña de ERC, que ha pasado de liderar las encuestas cómodamente hace dos meses a verse arrastrada por las propuestas de Junts, y ante la subida del PSC a costa claramente de Ciudadanos, los comunes intentan agitar al electorado más izquierdista y soberanista de los socialistas y a quienes entre el independentismo pueden preferir el tripartito de izquierdas: «La hipoteca de ERC con Junts no se acaba nunca. El único voto nítidamente de izquierdas y para el diálogo es el voto a En Comú Podem», dijo ayer su candidata, Jessica Albiach.

La participación de Iglesias en esta atípica campaña ha sido limitada, pero ha utilizado las entrevistas en los medios catalanes para que su discurso marcase la agenda. Ayer, por tercer día consecutivo, el líder de Podemos volvió a reafirmarse en la idea de que España es una democracia «mejorable», idea que justificó citando la «huida» de Don Juan Carlos a Emiratos o el bloqueo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial.


La ministra de Defensa, Margarita Robles, respondía ayer reivindicando la democracia española: «Tenemos derecho a sentirnos muy orgullosos de esta democracia plena, de las mejores del mundo. España es un ejemplo». La coalición cruje y pone a prueba sus costuras. Al poco de hablar Robles, Ione Belarra, secretaria de Estado en el ministerio de Iglesias y una de las principales interlocutoras con La Moncloa, reprochaba públicamente que «una democracia plena habría dejado de vender armas a Arabia Saudí para ser usadas en la guerra de Yemen». Desde el entorno de la ministra recuerdan como el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', se movilizó para mantener la producción y venta de corbetas ante «el dilema entre fabricar armas o comer». También el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, definió ayer la democracia española como «moderna, avanzada y libre». En el lado opuesto fue la ministra de Igualdad, Irene Montero, la que insistió en las tesis de su líder: «Decir que a España le queda por avanzar en valores democráticos es decir la verdad».

En el seno del Gobierno –en el de la facción socialista, claro– la escalada verbal de Iglesias no ha sorprendido, pero ha sentado especialmente mal. «No es lo mismo presionar en las medidas económicas que hacer declaraciones que afectan a la imagen del país», explica contrariado un miembro del Ejecutivo. En este sector del gabinete de Sánchez defienden que Iglesias «debe tener su espacio, y como no tiene muchas competencias, tiene que tener cierto margen». Pero añaden que eso no significa que pueda involucrar al Gobierno al hablar como vicepresidente en «consideraciones profundamente desafortunadas».

Los más taxativos con Iglesias se refieren a que «no tiene nada que hacer» dentro del Gobierno y que desde el pasado verano se encuentra inmerso en «una huida hacia ninguna parte». El malestar se deja sentir también en todos los territorios socialistas. En los que siempre han recelado de Iglesias y en los que han defendido siempre el acuerdo con Podemos: «El tema de Rusia es muy grave», dicen desde una presidencia autonómica. Desde otro gobierno regional se habla de «falta de humildad para reconocer errores porque él piensa que no se equivoca nunca».

Robles y Marlaska se sumaban ayer a estas reflexiones refutando las palabras de Iglesias, lo que ya han hecho Carmen Calvo, Nadia Calviño, Juan Carlos Campo o Arancha González Laya. Y de forma más conciliadora José Luis Ábalos, que dijo el miércoles estar convencido de que lo que quería decir Iglesias es que había que «profundizar» en la democracia de nuestro país. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, vinculó esas declaraciones al «contexto electoral» por las elecciones catalanas del próximo domingo.

Pero no es solo la inminente cita con las urnas lo que mueve a Iglesias. En Unidas Podemos ya eran conscientes de que los Presupuestos primero, y luego la cita con las urnas, eran dos momentos claves llamados a condicionar este curso político. Y en vez de bajar el perfil tras lograr sacar adelante las cuentas públicas con ERC y Bildu, en un triunfo de su tesis política, Iglesias ha decidido aumentar la apuesta. En la residual Unidas Podemos defienden que ya han hecho «demasiadas renuncias» como para no poder dar otras batallas en el seno del Gobierno.

Por su parte, fuentes del Partido Popular denunciaron el silencio cómplice de Sánchez sobre Iglesias y exigieron la dimisión del vicepresidente, informa Mariano Calleja. El presidente del Gobierno ha evitado desautorizar a Iglesias y en su entorno creen que aunque la presión seguirá, el debate sobre la calidad democrática solo responde a las elecciones. Pero otros miembros del Gobierno tienen más dudas: «Es totalmente impredecible»
Víctor Ruiz de Almirón.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #716 en: 24 horas »
El Lenin de Vallecas, Iglesias no comprende lo que es la libertad.
18.02.2021.-

El vicepresidente del Gobierno quiere imponer «elementos de control democrático» a la prensa. Solo sería libertad de expresión lo que decida Podemos con su mordaza y lo demás es fascismo


Pablo Iglesias volvió a utilizar ayer el Congreso para insultar a los medios de comunicación, para erigirse él mismo en el instrumento que pueda ejercer como «elemento de control democrático», y para afirmar que la Prensa está al servicio de la extrema derecha. De este modo volvió a dejar claro su concepto de la libertad -ninguno-, y su estrategia -la censura, el silenciamiento y el bullying sistemático- contra los medios de comunicación críticos. Cuando Iglesias habla de «control democrático», en realidad solo alude a una represión coactiva a la Prensa. Él es la democracia y él representa a las libertades.

Lo demás, la libertad de información y expresión, la capacidad sancionadora de los tribunales, o la elección independiente de cada ciudadano de qué medio elige para informarse, sobra en España. Y sostener toda esta amenaza autoritaria delante de Pedro Sánchez, sin que siquiera le corrigiera de inmediato una sola coma, solo refleja una complicidad inquietante del presidente del Gobierno.

Iglesias se queja hoy de lo mismo que antes elogiaba. Lo que ha ocurrido en medio es que su partido está siendo investigado por financiación ilegal, que pierde votos a chorros, que su capacidad gestora en el Gobierno es nula, que cuestiona la plenitud de la democracia, que ataca a la Monarquía parlamentaria, que es casta pura y dura, y en definitiva, que no soporta que denunciemos que está en el poder para prostituir el mismo concepto de la democracia.

¿De qué se queja Iglesias, si él nació a la política con la simpatía de muchos medios de comunicación hacia su mensaje de destrucción del sistema? ¿Entonces esos medios eran libres y ahora no? ¿De qué se queja si esta democracia le permite fomentar un periódico digital dirigido por su colaboradora Dina Bousselham, destinado exclusivamente a señalar y criminalizar a periodistas?

¿De qué se queja si basta una orden de sus terminales para que muchos medios silencien sin pudor los escándalos de Neurona y los delitos de Juan Carlos Monedero? Cuando esos mismos medios sobreactúan con horas y horas televisivas de escándalos de otros partidos, Podemos los jalea porque sí hay libertad.

En cambio, cuando otros medios indagan en las cloacas de Podemos, es imprescindible ejercer un ‘control democrático’... El propio de las dictaduras. ¿Y de qué se queja Iglesias si ha convertido a un condenado por enaltecer el terrorismo en un icono para pervertir el significado de la libertad de expresión? Iglesias pretende hacer del control de los medios un ejercicio amenazante de persecución porque su aversión a la libertad es insuperable.

Si siguiéramos su razonamiento -erróneo desde la base-, ¿por qué los mismos ‘poderes mediáticos’ que desprecia hacen crecer hoy a Vox? ¿No son los mismos que también hicieron crecer en su momento a Podemos? ¿O Iglesias cree ser un líder mesiánico que ha crecido por ósmosis? Nunca, nadie, ningún candidato en toda la democracia, recibió tanto favor mediático como Iglesias. Hoy, hasta sus propios compañeros fundadores de Podemos le han abandonado o han sido purgados.

No es víctima de ningún sistema putrefacto, ni de una democracia fallida, ni de un fascismo creciente. Es víctima de su doble vara de medir, de su falsa superioridad ideológica, de su subterráneo rasero moral, y de sus mentiras. Cree ser inmune a su propia soberbia, pero encarna la amenaza más peligrosa para cualquier democracia, animadversión total a la libertad.
Editorial ABC

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #717 en: 24 horas »
La democracia no se defiende sola
21.02.20221.-

Es necesario recordar el 23-F como la prueba de resistencia de la democracia frente a sus enemigos, pero también como el aviso de que la democracia no se defiende sola.

El inminente cuarenta aniversario de la victoria de la democracia sobre el golpe de Estado del 23-F irrumpe con especial oportunidad en el debate temerario, pero nada gratuito, que Unidas Podemos ha provocado sobre la calidad de nuestro sistema democrático. Con menos de tres años de vigencia, el orden constitucional se impuso hace cuarenta años al secuestro de los poderes ejecutivo y legislativo en pleno, reunidos en el Congreso de los Diputados para la investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo.

Con España en vilo y confusa y los tanques en las calles de Valencia, Juan Carlos I se impuso a los golpistas y desde entonces la democracia española se dotó de una fortaleza que no la ha abandonado. Hablar hoy de anomalía democrática para referirse a España es un insulto a la inteligencia y un desprecio al esfuerzo colectivo que representó el pacto de 1978 y la superación del golpe de Estado de 1981. Pero es un insulto con intención y objetivos bien definidos.

Desde 1978 hasta hoy, no solo el golpismo nostálgico amenazó la convivencia democrática en España. El terrorismo de ETA ha jalonado nuestra democracia con un historial de crímenes por los que aún debe responder. La guerra sucia contra ETA fue denunciada, juzgada y condenada, y el Estado de Derecho finalmente prevaleció sobre el terror separatista, aunque el llamado relato histórico sobre la violencia etarra no sea coherente con la derrota policial de los terroristas, gracias, entre otras causas, a la comprensión mostrada hacia la banda terrorista por activistas como Pablo Iglesias, hoy vicepresidente del Gobierno.

El separatismo catalán no dejó pasar su cita periódica con el golpismo anticonstitucional; y al intento de 1934 sumó el de 2017, también respondido por la Corona, el Estado de Derecho y el orden constitucional con la fuerza de la ley y la justicia. Si de aquella victoria no se han sacado las lecciones correspondientes y hoy el separatismo anticonstitucional se presenta como víctima del Estado se debe, entre otras causas, al apoyo explícito de sectores de la izquierda, como la que representa Pablo Iglesias y su defensa a ultranza del derecho a la autodeterminación y el indulto a golpistas como Oriol Junqueras.

No es una coincidencia que tras cada una de las anomalías traumáticas que ha vivido la democracia española después del 23-F -ETA y el golpismo separatista- se encuentre hoy el discurso político de una extrema izquierda cuyo objetivo es la deslegitimación de la democracia liberal, la monarquía parlamentaria y el orden constitucional en su conjunto. Si algo demuestra esta historia reciente es que la democracia española y su Constitución de 1978 son fuertes y resistentes, siempre que sean defendidas con lealtad por los poderes del Estado. Ni el terrorismo de ETA ni el golpismo catalán hallaban su causa en la democracia de 1978, sino su dique de contención, y por eso querían acabar con ella, cada cual con sus propios métodos. El apoyo electoral de Otegui a Esquerra Republicana de Cataluña en la campaña del 14-F significa eso y no otra cosa.

Por eso es necesario recordar el 23-F como la prueba de resistencia de la democracia frente a sus enemigos, pero también como el aviso de que la democracia no se defiende sola, menos aún cuando se la ataca desde sus propias instituciones. La convivencia entre españoles respondió en 1978 al compromiso de un puñado de líderes generosos que supo dirigir el curso de los acontecimientos hacia el pacto constituyente posible en aquel momento, renunciando a las pulsiones de revancha que hoy exhiben, sin razón de edad ni causa legítima, dirigentes extremistas que desconocen la historia y juegan con fuego.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #718 en: 24 horas »
Pablo Iglesias deja la vicepresidencia y competirá con Ayuso por Madrid
16.03.2021.-

Se presenta para «parar a la derecha criminal» y evitar un Gobierno de Partido Popular y Vox

El vicepresidente del Gobierno y secretario general de Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, ha anunciado mediante un vídeo en las redes sociales que abandona el Gobierno de coalición para presentarse como candidato por su formación en el adelanto electoral del próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. Así se lo ha trasladado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Será Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo, quien asuma la vicepresidencia segunda que deja Iglesias.
La decisión modifica el carácter de los comicios autonómicos, que drásticamente adquieren rasgos de contienda nacional con la presencia de Iglesias. La decisión aún así supone un riesgo muy elevado para Podemos, que se queda sin su principal espada en La Moncloa. Y también podría quemar al líder de Podemos si su candidatura sorpresa no sirve como revulsivo en la comunidad. Lo que es evidente es que UP ha decidido dar un golpe de efecto ante una situación que les puso contra las cuerdas, sabedores de la debilidad de su proyecto en Madrid.
El vídeo dura 8:20 minutos y él mismo lo ha compartido en su Twitter sin escribir ningún mensaje más. El líder de UP se dirige a las bases y militancia desde la sede de la Vicepresidencia de Derechos Sociales, donde repasa el primer año del Gobierno de coalición, acompañado de una bandera de España y otra de Europa. El objetivo, ha subrayado, es «parar a la derecha criminal» y evitar un Gobierno de Partido Popular y Vox en la Comunidad de Madrid.


Al margen de la decisión del partido morado, el PSOE ha ratificado este lunes a Ángel Gabilondo como su candidato el próximo 4-M. Pero el marco político ha cambiado en cuestión de minutos después del anuncio de Podemos y la incógnita que se abre ahora es ver qué movimiento realizan los socialistas porque la candidatura de Iglesias capitalizará la campaña. Por lo menos en el lado izquierdo.
«Lo he estado meditando mucho en los últimos días junto con Isa Serra y Jesús Santos y otros compañeros, y hemos decidido que si los inscritos quieren voy a presentarme a las elecciones del próximo 4 de mayo», ha anunciado Iglesias.

«Un militante debe estar allí donde es más útil en cada momento, tened por seguro que voy a poner todo lo aprendido en estos años, toda mi cabeza, toda mi energía, todo mi corazón, para construir una candidatura de izquierdas con fuerza y amplia para impedir que la ultraderecha se apodere de las instituciones y para ganar el Gobierno de la Comunidad de Madrid», ha continuado.

Cambios en el Gobierno
Según ha explicado Iglesias, la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, asumirá también las competencias del Ministerio de Asuntos Sociales y la ministra de Trabajo pasará a ser la vicepresidenta segunda. Se trata de una plataforma de lanzamiento para el futuro político de Díaz.

De hecho, Iglesias ya ha empujado a la ministra de Trabajo a ser la candidata de Unidas Podemos a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones nacionales. «Creo que digo algo que sienten millones de personas de izquierdas si digo que Yolanda Díaz puede ser la próxima presidenta del Gobierno de España», ha asegurado.
Lista de unidad con Más Madrid
Iglesias ha insistido en la necesidad de que la izquierda afronte las elecciones madrileñas con «amplitud», «altura de miras» y «unidad». Por ello, ha propuesto al líder de Más País, Íñigo Errejón, y a su sucursal madrileña, Más Madrid, una candidatura conjunta a pesar de las «cicatrices».

La candidata de Más Madrid, Mónica García, ha respondido después en La Sexta que hablarán con todos los actores de la izquierda, pero ha criticado que Iglesias anunciara la propuesta durante un vídeo y no hablara antes con ellos. «Política del espectáculo», lo ha llamado.

El líder de Podemos ha sido muy claro en lanzar este mensaje: «Se que no va a ser fácil, sé que hay muchas cicatrices, pero lo que nos estamos jugando (...) es lo suficientemente importante como para que seamos capaces de estar a la altura y de intentar la unidad que nos está pidiendo la gente de izquierdas».
Gregoria Caro Víctor Ruiz de Almirón


Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #719 en: 24 horas »
Más Madrid revienta los planes del megalómano Iglesias
17.03.2021.-

Sin Mas Madrid, puede, no ya fracasar, sino, hacer el mas clamoroso de los ridículos.

Es cierto que, si PP y Vox no lograran sumar mayoría absoluta en las elecciones regionales madrileñas del próximo 4 de mayo, Pablo Iglesias tendría relativamente fácil forzar al PSOE a que le entregase la Comunidad de Madrid a cambio del apoyo de Podemos al Ejecutivo de Pedro Sánchez. No menos cierto es que  también tendría bastante sencillo, desde la Presidencia madrileña, postularse nuevamente como salvador y líder nacional de Podemos una vez que Yolanda Díaz cargase con el fracaso que los sondeos pronostican a la formación de extrema izquierda en las elecciones generales.

Con todo, un plan a tan largo plazo puede estar impidiendo al megalómano capo comunista ver los tremendos obstáculos que se le presentan. Y es que, a diferencia de lo que sucedía hace dos años, ningún sondeo augura una victoria del PSOE en las elecciones madrileñas; de hecho, a lo que apuntan más bien es a una incluso cómoda mayoría absoluta de una alianza PP-Vox.
Para colmo, la gran baza de Iglesias para ir a por la victoria, una coalición Podemos-Más Madrid, ha saltado por los aires este martes con las declaraciones tanto de la candidata de Más Madrid, la pistolera Mónica García, como de Íñigo Errejón, que con apenas veladas y más que justificadas acusaciones de machismo contra Iglesias han rechazado esa alianza, sin la que el socio de referencia de Pedro Sánchez puede no sólo fracasar sino hacer el más espantoso y merecido de los ridículos.

Evidentemente, todo es posible y el futuro no está escrito; pero Madrid bien puede ser la tumba política de este caudillo totalitario, machista y narcisista que tiene por referentes a semejantes como los tiranos Castro y sus secuaces venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Sea como fuere, Iglesias morirá matando.
 A este respecto, tanto Isabel Díaz Ayuso como Rocío Monasterio ya pueden ir preparándose para una campaña de difamación, odio e incluso violencia política como las que el propio Iglesias ha justificado en otras ocasiones con la excusa de la "lucha antifascista"; campaña que de hecho ha arrancado con un speech del podemarra, cargado de infamias contra la “derecha criminal”, en el que ha hablado de “delincuentes que reivindican la dictadura, que hacen apología del terrorismo de Estado, que promueven la violencia contra los inmigrantes, contra los homosexuales, contra las feministas y que hacen suyos a los militares que defienden fusilamientos de millones de rojos”.

 Ante tan indecentes patrañas vomitadas por un sujeto que ha estado a sueldo de dictadores terroristas homófobos asesinos de "rojos" como los ayatolás que detentan el poder en la República Islámica de Irán, casi resulta peccata minuta la inadmisible utilización de su despacho de vicepresidente para hacer ese nauseabundo anuncio electoral.

Así las cosas, Madrid tiene que ser la tumba del chavismo antiespañol de Podemos y el inicio de un gran entendimiento entre PP y Vox para desalojar del poder al infame Gobierno social-comunista de Sánchez y los esbirros de Iglesias.
Editorial LD

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #720 en: 24 horas »
A qué se ha dedicado Iglesias ?
29.03.2021.-

Básicamente, el líder de Podemos no ha rendido ni lo mínimo que es exigible a un vicepresidente. Se ha dedicado a liderar un contrapoder interno al sector socialista y tecnócrata del Gobierno. Y ya está.

Pablo Iglesias es un político que ha perdido el principal activo con el que inició su vida pública: la novedad. A Iglesias ya se le conoce lo suficiente como para saber que su acción política es tan vacía como sus ideas. Es cierto que puso en marcha un partido, Podemos, al que él ha maltratado en muy poco tiempo, cayendo en picado elección tras elección, forzando deserciones de estrechos colaboradores, alimentando escisiones y comprando papeletas para ser sentado en el banquillo de los acusados por alguna de las diversas causas judiciales abiertas en los tribunales.

Su discurso era el de un descubridor de obviedades y el de un pájaro de mal agüero, porque para Iglesias España tenía que ser un país del tercer mundo, asolado por el hambre infantil, la carencia de servicios básicos y el predominio de una casta oligárquica. Como los resultados electorales de Unidas Podemos han ido de mal en peor, Iglesias se abrazó al poder con el PSOE como quien se agarra a un salvavidas. Pero la inanidad de Iglesias no hizo otra cosa que ganar publicidad desde el Gobierno y, más aún, desde toda una Vicepresidencia segunda. Supuesto responsable de las políticas ‘sociales’ del Ejecutivo, Iglesias ha demostrado lo que la historia tenía acreditado: que un comunista, entre otras cosas, es un pésimo gestor.

Ahora que Iglesias pretende reinventarse de nuevo con cargo a los madrileños, los votantes de Madrid deberían de preguntarse a qué se ha dedicado el candidato de Unidas Podemos en los últimos catorce meses.

 Para un electorado es importante saber no solo qué programas presentan los partidos que quieren captar su voto, sino también qué capacidades tienen sus dirigentes. A Salvador Illa no le sirvió de mucho la propaganda que lo presentaba como el mesías del socialismo en Cataluña.
Y si las perspectivas de Iglesias en las urnas madrileñas dependen de su balance como vicepresidente del Gobierno de Sánchez, la cosa no le pinta bien. Básicamente, Iglesias no ha rendido ni lo mínimo que es exigible a un vicepresidente. Se ha dedicado a liderar un contrapoder interno al sector socialista y tecnócrata del Gobierno, a forzar pulsos continuos con Sánchez y, en definitiva, a seguir urdiendo su estrategia de supervivencia.

Los datos retratan a Iglesias como un locuaz indolente en la Vicepresidencia segunda del Gobierno. Sólo ha llevado un proyecto de ley propio al Parlamento, el de protección integral de la infancia y la adolescencia, y no está aún aprobado. Únicamente ha sacado adelante dos reales decretos-leyes, uno de ellos el del Ingreso Mínimo Vital, que no recibe aún gran parte de sus teóricos destinatarios.
 Su legado por la pandemia es nulo, pese a que el primer estado de alarma constituyó a su Gobierno en mando único y esto le habría permitido intervenir en la gestión de las residencias de ancianos, en vez de dedicarse a arrojar a Díaz Ayuso los ancianos muertos. Para ser el responsable de lo ‘social’ en un país con seis millones de desempleados, Iglesias no se ha ocupado mucho de los jóvenes parados, los niños hambrientos o las familias sin ingresos.

Sus actos públicos han sido ocasionales y su actividad parlamentaria se ha centrado en el rifirrafe de los controles semanales al Gobierno, eludiendo hasta veinticuatro comparecencias solicitadas por la oposición. Es seguro que Iglesias se verá a sí mismo como un gran pensador, más que como un gestor del día a día, aunque las expectativas que creó cuando se subió a lomos del 15-M no eran las de acabar como la ‘lucecita’ de La Moncloa, sino las de ser el reformador anticasta que nunca fue, porque ni supo ni pudo serlo, y acabó siendo uno más de la casta bien retribuida y con niñera-alto cargo en Galapagar.
ABC

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #721 en: 24 horas »
Podemos justifica la violencia contra Vox en Vallecas: «Son unos pijos que han ido a provocar»
08.04.2021.-

A través de las redes sociales, miembros del partido de Pablo Iglesias, el mismo, Monedero, Echenique y Errejón, no condenan los ataques y calientan la campaña electoral.

El acto de presentación de campaña de Vox en el barrio de Vallecas en Madrid se presentaba agitado cuando grupos radicales de extrema izquierda publicaron su intención de boicotear el acto, y así fue. Con cuatro detenidos y 21 policías heridos y 14 manifestantes, el mitin se convirtió en piedras volando hacia los miembros del partido de Abascal.

La candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha criticado este jueves en una entrevista, que diferentes dirigentes políticos, entre ellos el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, hayan justificado que ayer fueran «lapidados a ladrillazos» en el acto de presentación de candidatura que realizaron en Vallecas.

Todos los partidos a través de Twitter mostraron su repulsa ante la violencia, menos Podemos.

Pablo Iglesias no solo no condenó la violencia, sino que justificaba el tiro de piedras y botellazos con la idea de que el partido verde había ido a Vallecas a provocar. «Hoy los ultras de Vox han ido a provocar violencia en Vallecas», escribía el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

«Frente a su odio, su violencia y sus provocaciones: democracia, justicia social y derechos humanos», continuaba en sus redes sociales el exvicepresidente.

La ministra de Igualdad, Irene Montero aseguró que la violencia vivida en Vallecas es la «defensa del barrio frente al racismo del machismo, de la lgtbifobia, del odio al pobre».

También la nueva ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra escribía que la estrategia de Vox en el barrio de Vallecas era «ganar votos» y «extender su odio y su violencia».

En la misma línea se manifestaba el portavoz del partido morado, Pablo Echenique: «Hoy unos pijos han ido a Vallecas a intentar provocar a los vecinos con bravuconadas».

Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos también valoró los incidentes de Vallecas como un intento de Vox de provocar.
Fuente abc

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4603
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:PODEMOS, O LA REVOLUCION CASTRISTA EN ESPAÑA
« Respuesta #722 en: 24 horas »
En defensa de Carlos Herrera: Podemos es sólo odio y miedo
13.04.2021.-

Podemos ha convertido en habitual el señalamiento de periodistas que no comulgan con sus postulados. Esta vez le ha tocado a Carlos Herrera, pero no es el primero ni será el último.

Los comunistas, y entre ellos los podemitas, odian la libertad y el pluralismo. Llaman “fascista” a todo periodista, político o escritor, incluso a la mayoría absoluta de madrileños que no comulga con sus ideas. Basan su política en el insulto y en la creación de un clima violento, y quizá de ahí venga el ataque a los asistentes a un mitin de Vox en Vallecas.

El partido de Pablo Iglesias es una formación inútil para el gobierno, la libertad y el progreso, pero provechosa para el estudio del nuevo totalitarismo. No hace falta remontarse a su historia de purgas y ninguneos, de alianzas antidemocráticas y mentiras, a su odio calculado y falsedad.

Es suficiente un simple análisis del último mes, del dedicado a que su líder esconda su fracaso político nacional presentándose a las elecciones madrileñas del 4-M.

El totalitario es victimista, y más si es populista como Iglesias. La base de su discurso es decir que “el régimen” está contra él, desde los medios de comunicación al Estado, las instituciones o el IBEX 35.

El totalitario, y ahí tenemos al líder de Podemos, pretende trasladar a la ciudadanía una paranoia persecutoria que forma parte de la supuesta grandeza de su proyecto político. Su plan de “hacer patria” es, a su entender, tan justo y benéfico que las “cloacas” y la “casta” orquestan campañas para impedir su expresión o acceso al poder.

Podemos apela a dos emociones básicas: el odio y el miedo. De ahí que cuando los podemitas no tienen un conflicto, que siempre buscan y desean, lo inventan.

No hay más que oír cualquier discurso de sus dirigentes de Podemos desde 2014. Es pura violencia verbal y gestual. Esto es típico del totalitario: no piensa en el bien general, ni en gobernar para todos, sino en liquidar al enemigo. Vive en una lógica binaria destructiva.

Por eso su paso por el Ejecutivo ha sido una calamidad. Esta ha sido la gran desgracia de España en esta crisis: que los peores estén en el Gobierno en el momento más delicado.

El comunismo populista de Pablo Iglesias desea controlar la información porque la concibe como propaganda para falsificar la realidad y dominar las conciencias. Los ataques a Carlos Herrera, realizados desde hace mucho tiempo, como a otros periodistas y directores de medios, son una muestra de su intolerancia a la libertad.

Ninguna dictadura ni sus defensores pueden sobrevivir si no logran convencer a la mayoría, de ahí la agresividad de los podemitas hacia los medios y periodistas que no se comportan como altavoces de sus consignas y de su relato.

Por eso Podemos basa su discurso en la exageración y la mentira, y utiliza siempre el doble rasero moral, ya sea para una cuestión judicial como la imputación, o una personal como el patrimonio inmobiliario.

Ante el totalitarismo que representan Iglesias y los suyos es necesaria la responsabilidad individual del que ama la libertad. Y es aquí donde un periodista y un analista se la juegan, como se ha visto con Carlos Herrera. Se trata de ser incómodo o de agachar la cabeza ante el rodillo totalitario.

Es imposible callarse cuando Podemos dice que defiende los derechos humanos, pero venera a las dictaduras caribeñas y es amigo de los terroristas de ETA.

No es decente tampoco mirar hacia otro lado cuando los podemitas se aporrean el pecho en defensa de “la mujer”, pero son el partido más machista de España, aplauden a Irán, y censuran a las feministas de otros partidos tanto como a las mujeres que no son de izquierdas.

Es hipocresía asentir cuando los podemitas sostienen que “el régimen” no les deja repartir la riqueza, y se sabe que pertenecen al 3,5% de españoles que cobra del erario público entre 60.000 y 150.000 euros al año.

Es una vergüenza no saltar cuando quien se atribuye la representación exclusiva de los trabajadores confiesa a Susanna Griso que "sólo un cretino se sentiría bien cuando tiene mucho trabajo".

No es coherente aceptar que Podemos defiende la democracia pero que es justo llamar a rodear el Congreso en la investidura de Mariano Rajoy y decretar una “alerta antifascista” en Andalucía porque la derecha gana las elecciones.

Es una mentira decir que los podemitas son pacíficos cuando alientan la violencia callejera por el encarcelamiento de Pablo Hasél, defienden a los agresores de los guardias civiles y sus novias en Alsasua, llaman “jarabe democrático” a los escraches a peligrosísimas ultraderechistas como Cristina Cifuentes y Soraya Sáenz de Santamaría, o justifican que se impida por la fuerza a un partido democrático de derechas dar un mitin en Vallecas.

Acabarán desapareciendo por el pulso de las urnas, pero no hay que callarse. Ni un segundo.

Jorge Vilches es profesor de Historia del Pensamiento en la Universidad Complutense y autor del libro 'La tentación totalitaria'.