Mensajes recientes

Páginas: [1] 2 3 ... 10
1
Noticias Nacionales / Re:ANDALUCIA
« Último mensaje por Brotes en 24 horas »
El juez de los ERE procesa a un ex alto cargo de la Junta y cuatro empresarios por las ayudas de 34 millones en la Sierra Norte de Sevilla.
3011.2020.-

El Gobierno andaluz del PSOE concedió fondos millonarios que no sirvieron para crear empleo a un «entramado» de sociedades sin actividad

El Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla ha procesado al ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía Daniel Alberto Rivera y otras cuatro personas por los 34,2 millones de euros que la Administración concedió a un «entramado empresarial» de la Sierra Norte de Sevilla.

En un auto fechado el 23 de noviembre y facilitado por la oficina de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el magistrado expone que los hechos podrían ser constitutivos de los delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental y acuerda continuar las diligencias como procedimiento abreviado contra los investigados y, como responsables civiles subsidiarios, contra una veintena de entidades.

También acuerda el sobreseimiento provisional de las actuaciones respecto a otros seis investigados, entre ellos el hermano del ex presidente de la Junta, Ángel Rodríguez de la Borbolla, o el conseguidor de ayudas Juan Lanzas, al considerar que no hay indicios «sólidos» de que tuvieran una participación relevante en los hechos de esta pieza separada de los ERE. Además, declara extinguida la responsabilidad criminal del ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, fallecido el pasado 11 de octubre.

Además, señala que no es posible depurar la posible responsabilidad penal ni procesar a otros cinco ex altos cargos de la Junta porque ya fueron «encausados y condenados por la perpetración» de estos hechos en el juicio por el denominado procedimiento específico.

Estos ex altos cargos son los exconsejeros de Empleo Antonio Fernández y José Antonio Viera, el ex viceconsejero Agustín Barberá, el ex director general de Trabajo Juan Márquez y el ex director general de la agencia Idea Miguel Ángel Serrano. En la pieza política no fue juzgado Rivera, al que «se excluyó (...) sin perjuicio de las posibles responsabilidades penales que se pudieran depurar» en el resto de piezas separadas.

El objeto de estas actuaciones es «la presunta ilicitud de las ayudas y subvenciones» por un importe total de 34.264.273 euros que Trabajo concedió y la agencia IFA/Idea abonó a empresas y entidades vinculadas a uno de los investigados y otra persona, ya fallecida.

Ambos empresarios «habrían constituido diversas empresas y sociedades interrelacionadas cuyo fin era «recibir subvenciones y ayudas de la Junta» para después traspasar fondos «a distintas sociedades del mismo entramado», todo ello «en connivencia con responsables de la Junta».

Del importe total, 27,9 millones se corresponden con «resoluciones de ayudas» firmadas por el correspondiente director general de Trabajo, mientras que 16,4 millones son fruto de «adicionales convenios de colaboración» con las agencias públicas.
Veinte de los veinticuatro convenios suscritos para «favorecer» a este grupo se efectuaron entre julio de 2003 y febrero de 2004 y el juez instructor destaca «por su especial concentración» las ayudas recibidas por Matadero de la Sierra Morena, con unos 7,5 millones de euros en total.

DE MANERA ARBITRARIA
Otras entidades que recibieron «importantes ayudas», de más de dos millones de euros, fueron Arcadia Emprendedora, Sociedad del Desarrollo de El Pedroso (Sodelp) y Marco de Estudios y Proyección Siglo XXI.

El juez expone que las ayudas investigadas «se habrían otorgado de manera injusta y arbitraria» y «en connivencia entre los responsables de las entidades beneficiarias y los correspondientes responsables de la Consejería de Empleo».

Además, pese a provenir del programa 31-L, también conocido como el fondo de reptiles, «ninguna de estas ayudas se dedicó a la promoción del empleo, pues muchas de las empresas carecían de actividad y trabajadores y servían sólo como pantalla para recibir subvenciones», mientras que las que sí tenían empleados «recibieron ayudas muy desproporcionadas para el número de trabajadores que tenían contratados».
2
Guevara, Iglesias y Petro, ramas del mismo árbol.
27.11.2020.-

El personaje que el vicepresidente del gobierno español, Iglesias y candidato a Presidente de Colombia, Petro, admiran, dijo en Naciones Unidas, “Fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte”, además escribió, “Si los misiles hubiesen permanecido en Cuba, nosotros los habríamos usado contra el propio corazón de los Estados Unidos, incluyendo la ciudad de Nueva York” y en una carta a su esposa le dijo, “Querida vieja: Aquí en la selva cubana, vivo y sediento de sangre, escribo estas ardientes líneas…”

Es una realidad incontrastable que cada generación tiene personalidades notables en diferentes actividades que son asumidas como estandartes por segmentos de la misma o por todos sus componentes. Esos referentes con el tiempo integran una especie de templo de paradigmas que suelen ser la inspiración para el surgimiento, desarrollo y trascendencia de ideas o actitudes que van a determinar o influir en los procesos de renovación de la sociedad.

La mayoría de estos arquetipos se forjaron en base a sus acciones, y su trascendencia está estrechamente ligada a quienes como parte de su generación decidieron imitarles o porque los integrantes de las descendencias sucesivas entendieron que era un legado que había que perpetuar.

No obstante, algunos de estos paradigmas son consecuencias de mitos hábilmente elaborados por sus promotores y partidarios, sostenidos siempre en un gran cumulo de medias verdades con ediciones a fondo de la verdadera practica del sujeto ensalzado. Son ficciones necesarias para promover corrientes de opinión que enganchan fuertemente en aquellas personas que coinciden con el glorificado, algo similar a las campañas que promueven el consumo masivo de productos o servicios.

Este sería el caso del español Pablo Iglesia y el colombiano Gustavo Petro en base a la admiración que comparten, aparentemente, por el pensamiento, vida y obra de Ernesto “Che” Guevara, quien ha sido llamado el Carnicero de la Cabaña por las numerosas personas que allí ejecuto y quien escribió de manera reiterada que matar era un medio importante en su existencia.

El personaje que el vicepresidente del gobierno español, Iglesias y candidato a Presidente de Colombia, Petro, admiran, dijo en Naciones Unidas, “Fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte”, además escribió, “Si los misiles hubiesen permanecido en Cuba, nosotros los habríamos usado contra el propio corazón de los Estados Unidos, incluyendo la ciudad de Nueva York” y en una carta a su esposa le dijo, “Querida vieja: Aquí en la selva cubana, vivo y sediento de sangre, escribo estas ardientes líneas…”

Petro e Iglesias son de hornadas distintas, pero evidentemente ambos sujetos admiran a un individuo que defendió a ultranza el uso de la violencia extrema como solución de los diferendos y la eliminación de los adversarios para evitar la disidencia, lo que conduce a pensar estarían dispuestos a poner en ejecución las practicas sanguinarias de su admirado “Che” en caso de disponer de poder para hacerlo.

Un buen índice es que el vicepresidente primero del Gobierno de España, Pablo Iglesias, manifestó que los fusilamientos de Guevara en La Cabaña, Cuba, fue un «acto de justicia de la revolución cubana», además de calificarlo como «un ejemplo para la historia de la liberación de los pueblos y la justicia social», ignorando a sabiendas que esas ejecuciones de produjeron sin juicio y como atestiguan varios compañeros de Guevara las sentencias habían sido dictada antes de los espurios juicios celebrados, por eso me sumo al pánico de los directivos de la ONG Cuban Prisoners Defenders, al conocer tales declaraciones del alto funcionario de una de las democracias emblemáticas del mundo.

El secretario general de Podemos, aliado de Hugo Chávez y de la dictadura teocrática iraní atribuyo a Guevara una frase no confirmada, mientras no dijo la que está avalada por todos los investigadores, “No dispare. Soy el Che Guevara. Valgo más vivo que muerto», una expresión que algunos atribuyen a un momento de debilidad del comandante a quien Iglesias rinde tributo.

Gustavo Petro, durante su vida ha testimoniado ser un verdadero seguidor del “Che”, no un simple simpatizante. El político colombiano ha ido más allá de su breve comentario alrededor de la trascendencia del asesino argentino cubano, al igual que el desaparecido guerrillero asumió el camino de la violencia cuando empezó a militar en el Movimiento M19, una guerrilla urbana con un prontuario criminal que puede honrar la memoria del insurgente que fracaso en El Congo y luego en Bolivia.

Gustavo Petro y Pablo Iglesias admiran a Ernesto Guevara, conclusión que lleva a una pregunta, ¿aplicaran los métodos del “Che” si llegan a tener poder y condiciones para hacerlo?
Pedro Corzo @PedroCorzo43
3
Foro de Usuarios / Re:EL RINCON CALAVERA
« Último mensaje por El cajón desastre en 24 horas »
25.11.2020.-


4
...Y lo más importante hoy: menos de un 0,2% mencionan la Monarquía como un problema relevante. Aciertan otra vez los españoles al banalizar el necio discurso que trata de convencerlos de que se trata de una institución caduca y antidemocrática, creyendo encontrar en ella un caballo de Troya desde el que comenzar el desmantelamiento de la democracia.
 Incluso Pablo Iglesias reconoce que lo fundamental para definir el carácter democrático de un régimen político no es que la jefatura del Estado sea electiva o no, sino que efectivamente se garanticen las libertades. Tiene toda la razón. Y añade con mayor motivo: Pero la calidad democrática de un sistema político sí puede medirse. El problema es que no se ha molestado en hacerlo, sin duda para no enturbiar su republicanismo. Le invito a que lo haga.

Efectivamente, según el servicio de estudios de The Economist, sólo hay 19 democracias completas (full democracies), en el mundo, sobre un total de algo menos de 200 países, menos de un 10%. Pues bien, en esa lista no figuran ni los Estados Unidos ni Francia, las dos grandes repúblicas. Pero sí están Noruega, Suecia, Dinamarca, Luxemburgo, Holanda, el Reino Unido y, por cierto, España (lugar 19, estábamos en el 25 hace poco).
Nada menos que siete de las ocho Monarquías parlamentarias figuran entre las veinte mejores democracias del mundo (la otra Monarquía parlamentaria, Japón es la 20, pero es ya democracia «imperfecta», al igual que Estados Unidos (lugar 21) o Francia (lugar 24)).

Tras analizar datos similares, Freedom House (el otro think tank que anualmente informa sobre el estado de la democracia en el mundo) concluía que es más probable que un sistema político sea libre si es monárquico que si es republicano; y si el régimen es libre, será de mayor calidad si es monárquico que si es republicano.

Busquemos otro indicador de calidad de los países, este más comprensivo y general, como es el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas, que atiende a variables como sanidad, educación, igualdad de la mujer y otras. Y de nuevo en los veinte primeros puestos se repiten Noruega, Dinamarca, Holanda, Suecia, Reino Unido, Japón y Luxemburgo. Bélgica es el 22 y España ocupa el lugar 27. Datos confirmados por otro índice de calidad, el Índice de Progreso Social (avalado por Michael E. Porter de la Universidad de Harvard, y Hernando de Soto) en el que en los diez primeros lugares figuran Dinamarca, Suecia, Noruega, Holanda y Reino Unido. Japón, Bélgica y España aparecen en la segunda decena. Y podría seguir.

De modo que quien piense aún que Monarquía y democracia son incompatibles que nos diga en qué datos se apoya pues la mayoría de las mejores democracias del mundo son Monarquías. Y quien siga pensando que la Monarquía tiene poco que ver con la modernidad y es una antigualla de otros tiempos haría bien también en revisar su opinión: no sólo es compatible, es que muchas están a la vanguardia de la modernidad y de la eficiencia económica y social.

¿Casualidad? Por supuesto que no. El carácter hereditario de la jefatura del Estado, justamente aquello por lo que se critica a la Monarquía, acaba siendo, contra-intuitivamente (lo dice Freedom House), un factor positivo que compensa déficits casi inevitables en las democracias republicanas. Un Rey representa a la totalidad de la nación y no a una parte o partido. Y la representa tanto en el espacio (a todos) como en el tiempo. Una anécdota que es una categoría: cuando Juan Carlos I llegó a Costa Rica en 1977, el entonces presidente Daniel Oduber, le recibió con estas palabras: Señor, hace quinientos años que esperábamos la visita del Rey de España.


Difícilmente esto se hubiera podido decir de un presidente republicano. Un Rey aporta además una visión de largo plazo que compensa el cortoplacismo que las alternancias electorales imponen a las democracias. Finalmente, un Rey imprime un tono de continuidad y tradición que permite y facilita que todo cambie sin que parezca que cambia sustancialmente. Los españoles lo sabemos bien pues si pudimos pasar «de la ley a la ley» fue por la continuidad que otorgó la Corona.

Es más fácil que una Constitución dure si es democrática. Y esa democracia será de mayor calidad si está coronada. Como decía Juan José Linz, los estudiosos de la democratización harían bien en pensar más sobre la Monarquía. No nos engañemos: la defensa de la democracia española pasa hoy, sin duda, por la defensa de la Monarquía parlamentaria, y quienes atacan esta no lo hacen por las virtudes de una ficticia república (que sería un tercer fracaso), sino porque creen haber encontrado el mejor camino para su destrucción. Constitución, democracia y restauración han ido de la mano en nuestra historia y son variables que juegan juntas.

Y por ello se echa de menos (se echa mucho de menos) una más vigorosa defensa de la institución desde los partidos constitucionalistas y, especialmente, de aquellos que gobiernan. Hagamos caso al 99% de los españoles: la Monarquía no es un problema, pero sí lo sería su destrucción, primer paso para liquidar la Constitución y la democracia.
Emilio Lamo de Espinosa
5
El Rey, llamado a consolidar la etapa más larga de la democracia
22.11.2020.-


Don Felipe lidera la defensa de unos principios y valores que el Gobierno empieza a cuestionar. Desde los siete años, ha estado presente en los momentos más relevantes de la Monarquía.

Cuarenta años de estabilidad constitucional son, sin duda, un hito que merece más que un reconocimiento formal. Pues no es nada usual esa estabilidad democrática, ni en nuestra historia ni en la comparada. Si observamos esta última, veremos que, aparte la Constitución de los Estados Unidos, la más antigua (y la única del siglo XVIII), tenemos otras cuatro constituciones democráticas en el siglo XIX (Noruega 1814, Holanda 1815, Bélgica 1831 y Dinamarca 1849) y, ya en el XX, otras cinco (Irlanda 1937, Italia 1947, Alemania 1948, Francia 1958 y Suecia en 1974), para llegar a Portugal en 1976, y a España en 1978, pioneros de la gran tercera ola de transiciones a la democracia que se desata tras la caída de la URSS en 1991. Pero más importante es destacar esta estabilidad en nuestra historia política, en la que sólo podemos encontrar una comparación: la Constitución de 1876, que iba a durar hasta 1923 (formalmente hasta 1931), es decir, nada menos que 47 años.

Efectivamente, en nuestra historia reciente hemos tenido dos restauraciones monárquicas a comparar con otras dos repúblicas. Y ¿qué enseñanza podemos sacar de ello? Como sabemos si la primera república duró un año consumiendo cuatro presidentes y dando lugar a nada menos que tres guerras civiles (una carlista, otra cantonal y la tercera en Cuba), la segunda, recibida con mayor ilusión aun, duraría menos de una década generando una terrible guerra civil de la que se saldría con una dictadura que iba a durar otros cuarenta años. El resumen, no por matizable, deja de ser rotundo: dos repúblicas de pocos años de duración, una dictadura de más de 40 años, y dos monarquías de otros tantos años cada una. Y sin duda, los mejores periodos, indiscutiblemente, las dos monarquías, las dos restauraciones.

Santos Juliá ha escrito que, si somos los que más tronos hemos derrocado, somos también los que más tronos hemos restaurado. Afortunadamente. Pues con Alfonso XII y la primera restauración España tuvo por vez primera sociedad burguesa, alternancia política, administración pública, justicia y prensa libre, industria, ateneos, ópera, e incluso ciencia (y recordemos a la Junta de Ampliación de Estudios, inicio de la ciencia moderna en España). Y la segunda restauración, ahora en la figura de Juan Carlos I y en el marco de la Constitución de 1978, abriría el periodo más fecundo de nuestra historia.


Nada lo hacía sospechar. Antes, al contrario. A comienzos de los años 60 España seguía siendo un país paria y estigmatizado en el marco europeo. Un resto de las dictaduras derrotadas en la Segunda Guerra Mundial en un entorno plenamente democrático; con una economía autárquica y cerrada cuando funcionaba ya la comunidad económica europea; y con una cultura integrista e intolerante cuando la contra-cultura parisina y californiana permeaba creencias y actitudes. Todo hacía sospechar pues que, tras la muerte del general Franco nuestra historia retomaría el curso de violencia fratricida y cainita que nos perseguía desde más de un siglo.
Pero ocurrió lo inesperado. Y ocurrió, en buena medida, porque se esperaba lo contrario. No es casual que un buen número de democracias consolidadas son el resultado de terribles guerras civiles que dan lugar a aprendizajes colectivos: never more, nunca más. No nos une el amor sino el espanto, decía Borges. Inglaterra, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Japón, y tantas otras democracias, son resultado, no del olvido, sino del recuerdo, incluso obsesivo, de la violencia originaria.
La democracia española tiene su más firme cimiento en la convicción de que la Guerra Civil fue una catástrofe colectiva a evitar y se asienta en el rechazo a la misma, pero no desde la desmemoria como se asegura, sino, al contrario, desde su recuerdo. De modo que, cuando la mal llamada Memoria Histórica trata de asentar esta democracia en una de las partes frente a la otra, menospreciando la historia (en España hubo una guerra civil, no sólo un pronunciamiento militar), hace un flaco favor a la democracia pues pretendiendo afianzarla lo que hace es dividirla.

No es necesario repetir los enormes avances conseguidos en estos cuarenta años, avances de los que los españoles son muy conscientes. A la altura del 2010, una encuesta de Metroscopia mostraba que nada menos que un 72% de los españoles aseguraban con rotundidad que la actual democracia constituye el período en que mejor ha estado nuestro país en su historia. Resultado de una sociedad madura, prudente, educada y trabajadora, más bien conservadora, aunque se autodefina como de centro-izquierda. Incluso hoy mismo, y si somos capaces de dejar de lado el grave conflicto catalán (no es fácil, lo reconozco), España es una de las sociedades más estables de Europa: sin partidos u opinión pública eurófoba, sin xenofobia ni islamofobia, y sin polarización ni agresividad en la vida ciudadana. Sólo los políticos desentonan en este escenario. Miremos a Italia, Francia, Alemania, Austria, Polonia, Hungría, Suecia, Finlandia, incluso a Inglaterra o Estados Unidos. Y comparemos
Y ello porque, a pesar de ciertos discursos, tenemos sólidas bases de legitimidad política que el sondeo más reciente del CIS (3223) ha venido a confirmar. El 85% de los españoles siguen prefiriendo la democracia a cualquier alternativa, aunque estén insatisfechos con su funcionamiento (más bien «poco» que «nada» insatisfechos); es un dato nada frecuente. Y preguntados si la forma en que se llevó a cabo la Transición a la democracia en España constituye un motivo de orgullo contestan afirmativamente tres de cada dos (el 67%), e incluso la mayoría de los jóvenes (de 18 a 24) están de acuerdo. Otra mayoría está muy o bastante satisfecha con cómo nos han ido las cosas con esta Constitución, aunque el 70% afirma después que hay que reformarla (y la mayoría, 49%, cree que debe de ser «una reforma importante»). Sigue...

6
Noticias Nacionales / Re:LA SUPUESTA "DERROTA" DE LA ETA
« Último mensaje por Brotes en 24 horas »
La etarra Jáuregui llega a España extraditada tras una huida de casi cuatro décadas
22.11.2020.-

Estaba reclamada por las autoridades españolas por un delito de asesinato terrorista en 1981, cuya víctima fue el teniente coronel Ramón Romeo Rotaeche.

Agentes de la Policía Nacional han trasladado este domingo a España a la etarra Natividad Jáuregui, reclamada por la Justicia española por el asesinato del teniente coronel Ramón Romeo en Bilbao en 1981, tras ser entregada por las autoridades belgas en virtud de una Orden Europea de Detención y Entrega Europea emitida en octubre de 2019 por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Jáuregui estaba reclamada por las autoridades españolas por un delito de asesinato terrorista en 1981, cuya víctima fue el teniente coronel Ramón Romeo Rotaeche, y por un delito de pertenecía a organización criminal. La entrega se ha realizado este domingo en un dispositivo materializado por la División de Cooperación Internacional, coordinado y desarrollado por la Oficina SIRENE en colaboración con el Ministerio de Defensa, ha informado la Policía Nacional.

La etarra huyó a Francia en 1978 por su presunta relación con las actividades del comando «Iskulin». Posteriormente pasaría a formar parte, ya como miembro «liberado», del comando «Vizcaya». Como tal, participó en diversos atentados cometidos a lo largo del año 1981 por los integrantes de ese comando en la provincia de Vizcaya, varios con resultado de muerte, entre ellos el atentado para cuyo enjuiciamiento es ahora objeto de entrega a España.


Tras su regreso a Francia y permanencia clandestina en aquel país, huyó a México, donde sería localizada en 2002 con ocasión de la detención y posterior entrega España de otro miembro de ETA, José Antonio Borde Gaztelumendi.

Después regresó de forma clandestina a Europa y se instaló en Bélgica, donde sería localizada y detenida en la ciudad de Gante en 2013 como resultado de una operación culminada por la Policía Judicial Federal de Bélgica, que contó con la colaboración de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y el Centro Nacional de Inteligencia.
EFE
7
El juez imputa a Podemos como partido y a parte de su cúpula por la 'caja B'
20.11.2020.-

La decisión judicial llega tras la denuncia presentada por el ex abogado de Podemos por posible malversación y administración desleal.

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha imputado a Podemos como persona jurídica en la causa que investiga la financiación del partido tras la denuncia presentada por el abogado despedido José Manuel Calvente por posible malversación y administración desleal, entre otros posibles delitos.

El magistrado tomó esta decisión después de escuchar a Calvente en sede judicial el pasado 29 de julio. También ha imputado a Juan Manuel del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos y responsable de las campañas, así como un estrecho colaborador de Pablo Iglesias, además de al tesorero y la gerente del partido, Daniel de Frutos y Rocío Esther Val, respectivamente.

El magistrado ha citado a estas tres personas el próximo 20 de noviembre para que presten declaración en calidad de investigados.

Juan Manuel del Olmo es actualmente un alto cargo del Gobierno como director de Estrategia y Comunicación de la Vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030, que dirige Pablo Iglesias.

Además de estas citaciones, el juez ha ordenado otras diligencias en el marco de esta causa que acaba de ponerse en marcha, como es requerir a Podemos abundante documentación que abarca desde la contabilidad hasta tablas de sueldos de trabajadores.

Las comparecencias de los investigados tendrán lugar después de que declaren Gloria Elizo, actual vicepresidenta tercera del Congreso y ex responsable del equipo legal de Podemos, y Mónica Carmona, otra de las antiguas abogadas del partido que fue despedida también en diciembre. Ambas declararon el 15 de septiembre como testigos de refutación tras la denuncia de Calvente.

CAMPAÑAS ELECTORALES
Según explicó el propio Calvente, Carmona y él estaban realizando una investigación interna por posibles irregularidades contables en Podemos cuando fueron despedidos. Irregularidades que habrían consistido en gastos sin justificar o no previstos en los presupuestos del partido, o también sobresueldos.

También dirige sus sospechas contra la sociedad Neurona Comunidad S.L., empresa de comunicación política que ha trabajado en varias campañas electorales de Podemos.

El ex abogado de Podemos presentó denuncia en Barcelona por estos hechos y fue remitida después a los juzgados de Madrid por ser los competentes para investigar. El instructor citó al abogado para que se ratificara en una comparecencia, que duró casi tres horas y media.

Un día después, Escalonilla dictó varios autos en los que imputó al partido como persona jurídica y a varios dirigentes del mismo. También requirió información y documentación tanto a Podemos como a organismos públicos, al grupo de la Policía Judicial, al Tribunal de Cuentas, al Registro Mercantil, al Registro de Cooperativas de Madrid y a entidades financieras.

LA RESPUESTA DE PODEMOS
A raíz de todas estas diligencias, la representación legal de Podemos ha dirigido un escrito al instructor en el que solicita la nulidad de las mismas alegando que el juzgado sólo le ha proporcionado "los primeros 41 minutos y 52 segundos" de la comparecencia que prestó Calvente el 29 de julio, a pesar de que en realidad la declaración se alargó casi tres horas y media.

Para Podemos, mantener las actuaciones acordadas sin haberle facilitado la totalidad de la comparecencia de Calvente, pues en ella se basan los autos dictados por el juez, genera "una evidente indefensión al no poder esta parte verificar lo practicado en su integridad en dicha declaración a los efectos de ulteriores recursos, de declaraciones testificales o de las personas investigadas, entre tantas otras diligencias que puedan practicarse".

En su opinión, el objetivo de este tipo de investigaciones es convertir la causa en "un caso mediático que dure meses, aunque luego jurídicamente quede en nada".

En esa misma línea de anticipar que las imputaciones quedarán "en nada" se ha manifestado Pablo Echenique, secretario de Programa de Podemos y portavoz de la formación en el Congreso.
EP
8
Noticias Nacionales / Re:PSOE
« Último mensaje por Brotes en 24 horas »
Descontrol migratorio del Gobierno
20.11.2020.-

La de Canarias no es solo una crisis coyuntural. Tiene una raíz política conflictiva basada en la presión de Marruecos sobre Sánchez y en el cínico oportunismo de Podemos

Lo que está ocurriendo en Canarias durante las últimas semanas con el hacinamiento masivo de miles de inmigrantes va mucho más allá de una crisis migratoria al uso. Y tiene más visos de ser el inicio de un conflicto político e institucional de magnitud después de que Podemos, el socio de coalición de Pedro Sánchez, haya urgido la celebración de un referéndum sobre el Sahara en plena crisis humanitaria, y en un momento en el que el Frente Polisario ha reactivado su guerra contra Marruecos.

 El descontrol del Gobierno ante estos episodios es tan peligroso como su falta de coordinación y pasividad. No es solo llegar tarde una vez más a una crisis a la que Sánchez, con su habitual imprevisión, ha restado importancia hasta que Canarias se ha convertido en un polvorín. Se trata de una nueva remesa de facturas al cobro que el país magrebí pasa a España después de muchos desplantes de La Moncloa a Rabat, y después también de que Pablo Iglesias esté alentando la causa saharaui con tintes cuasirrevolucionarios.

Estos días, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha viajado a Marruecos para intentar contener la sangría organizada de cayucos que alcanzan las costas canarias desde hace semanas. Las amargas quejas de la alcaldesa de Mogán contra la inacción del Gobierno, las imágenes de puertos como el de Arguineguín repletos de inmigrantes en condiciones infrahumanas, o la difusión de grabaciones dramáticas en altamar, reflejan que a estas alturas el problema ya no se soluciona solo combatiendo a las mafias en origen. Ni tampoco con las entregas «en caliente» de las que tanto el PSOE como Podemos siempre han abominado, y que ahora aplican sin sonrojarse recurriendo a una normativa del PP, que además va a ser declarada constitucional.

El planteamiento de la izquierda ante esta crisis empieza a ser delirante. Podemos -partido de Gobierno, conviene insistir- ha exigido la dimisión de Grande-Marlaska después de que sus parches contra la avalancha de inmigrantes hayan sido inútiles. Es inédito que miembros de las Fuerzas de Seguridad se viesen forzados a dejar a su suerte, y en plena calle, a 200 sin papeles por su impotencia para asumir con un mínimo de dignidad humana y con los medios esenciales un problema que La Moncloa ningunea.

Pero no es solo Marlaska quien tiene un problema. La cuestión migratoria, así como el test de estrés al que Rabat somete a Sánchez, atañe a cinco ministerios que se están retratando en su indolencia. Arancha González Laya, José Luis Escrivá, Carolina Darias y Margarita Robles ni siquiera han conseguido un diagnóstico común que acalle las alertas que apuntan a Canarias como la nueva Lampedusa de Europa. En este punto, ni siquiera es un argumento exculpatorio que la UE no pacte una política migratoria común y escurra el bulto continuamente. Y tampoco sirve la demagogia de Sánchez, tan paternal con la inmigración en sus discursos como implacable en las expulsiones.

La raíz política de este conflicto se agrava además con dos consecuencias sobrevenidas. Es cínico que Podemos se arrogue ahora la titularidad de la causa del pueblo saharaui exigiendo un referéndum contra Rabat, porque su único interés es socavar el principio de soberanía en España y justificar hipotéticas consultas independentistas en Cataluña o el País Vasco. Sánchez juega con fuego.

Y si a eso le añade el coste económico que puede sufrir la única comunidad con una mínima cuota de turismo asegurada en plena pandemia, resulta inexplicable que Sánchez no ponga orden en su Ejecutivo. Qué lejos queda aquel Sánchez, el rey de la propaganda, cuando recibía entre abrazos a los inmigrantes del Aquarius en Valencia. Hoy todo le supera.
Editorial ABC
9
Foro de Usuarios / Re:EL RINCON CALAVERA
« Último mensaje por El cajón desastre en 24 horas »

8M DÍA DE LA MUJER-BATALLAS DE UN TÍO CALAVERA

10
Foro de Usuarios / EL RINCON CALAVERA
« Último mensaje por admin en 24 horas »

Sed bienvenidos a "Él rincón Calavera", en esta sección, hablaremos de la actualidad, crítica política y social desde la ironía y humor manchego.

Raquel y Benjamín
Páginas: [1] 2 3 ... 10