Mensajes recientes

Páginas: 1 [2] 3 4 ... 10
11
Noticias Internacionales / Re:Islamización de Europa
« Último mensaje por Brotes en 24 horas »
Italia y Francia consideran la posibilidad de dar alertas a Túnez de los barcos con inmigrantes que salen de su costa
9.11.2020.-

Italia y Francia están considerando la posibilidad de desplegar embarcaciones marítimas o aéreas para alertar a Túnez sobre la salida de embarcaciones clandestinas que transportan a los inmigrantes hacia las costas italianas, como el joven tunecino que es el principal sospechoso de un ataque con cuchillo mortal en una iglesia francesa la semana pasada, dijo el viernes el ministro del interior italiano.

La ministra italiana, Luciana Lamorgese, y el ministro del interior francés, Gerald Darmanin, mantuvieron conversaciones en Roma el viernes. Darmanin se negó a culpar a Italia por su manejo del sospechoso tunecino, quien desembarcó en la isla italiana de Lampedusa en septiembre, fue puesto en cuarentena bajo las reglas de la pandemia y recibió los papeles de expulsión de las autoridades italianas antes de llegar a Francia en octubre.

“En ningún momento pensé que hubiera algo defectuoso” en la forma en que Italia manejó el caso, dijo Darmanin, respondiendo a una pregunta en una conferencia de prensa con Lamorgese después de sus conversaciones. En cambio, agradeció a Lamorgese y a los servicios de inteligencia italianos por el intercambio de información en los días posteriores al atentado de Niza.

Los tunecinos que huyen de una economía plagada de virus constituyen el mayor contingente de inmigrantes que desembarca en Italia este año, y vienen directamente de Túnez en embarcaciones lo suficientemente robustas como para no necesitar rescate. En los últimos años, la mayoría de los migrantes que llegaron a las costas meridionales de Italia procedían del África subsahariana y viajaban a través del Mediterráneo en embarcaciones no aptas para la navegación, lanzadas por traficantes en Libia.

Lamorgese dijo que ella y Darmarin discutieron un plan que implicaría el despliegue de “activos navales o aéreos que podrían alertar a las autoridades tunecinas de eventuales salidas” y ayudarles a interceptar las embarcaciones, “en su autonomía que no queremos violar”.

Según el plan, habría “sólo una alerta que daríamos a las autoridades tunecinas para facilitar el seguimiento de los barcos que salen de ese territorio para llegar a las costas italianas”, dijo el ministro italiano. “Es obvio que esto supone la colaboración de las autoridades tunecinas”.

Después de su reunión matutina en Roma, Darmarin dijo que se dirigía a Túnez, Argelia y la nación insular de Malta para tratar cuestiones de migración y terrorismo.

“Francia e Italia deben establecer una posición común para la lucha contra la inmigración clandestina a nivel europeo”, dijo.

Se preguntó a Darmarin si, tras los recientes ataques terroristas en Francia, el gobierno francés debería adoptar una ley como la Ley Patriota de los Estados Unidos promulgada tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 para intensificar los esfuerzos por detectar y prevenir el terrorismo.

“Más que una Ley Patriota, lo que se necesita es una Ley Europea”, respondió Darmarin. “Francia por sí sola no puede combatir la política islamista”.

Túnez es uno de los pocos países que tiene un acuerdo de repatriación con Italia. Sin embargo, con la reciente llegada por mar de miles de tunecinos y el retorno semanal por vía aérea de menos de 100 migrantes expulsados a la nación norteafricana, se da prioridad a las personas que se consideran peligrosas. No hay indicios de que el atacante de Niza, Ibrahim Issaoui, de 21 años de edad, representara una amenaza, ha dicho Lamorgese.

Los dos ministros se reunieron un día después de que el Presidente francés Emmanuel Macron dijera que su país está reforzando sus controles fronterizos tras los múltiples ataques de este otoño.

Italia y Francia están lanzando, con carácter experimental, brigadas mixtas de fuerzas de seguridad italianas y francesas en sus fronteras comunes para reforzar los controles, dijo Lamorgese a los periodistas.
JONATHAN EDWARDS
12
El pufo de Carmena y su marido

Uno de los grandes hitos de la "nueva política" fue el éxito en las elecciones municipales de 2015, con la llegada de los llamados "ayuntamientos del cambio". A través de una serie de alianzas con distintas plataformas, los de Iglesias dieron un histórico salto al poder municipal, coronado en las dos grandes ciudades españolas.

Ada Colau pasó a ser alcaldesa de Barcelona y Manuela Carmena de Madrid. Esta última, una jurista con la auctoritas de su lucha contra la dictadura franquista (pertenecía al despacho de abogados laboralistas en la que un grupo de extrema derecha perpetró una de las matanzas más atroces de la transición) confrontó con Esperanza Aguirre, quien pese a ganar aquellas elecciones no pudo sumar una mayoría suficiente en el consistorio de la capital de España. Todo parecía inmaculado en Carmena, que además aunaba el favor de la vieja generación de votantes, la suya, y de la más joven, que pronto empezó a convertir a "Manuela" como se referían con entusiasmo a la alcaldesa, en casi un icono pop.

Carmena, una persona de origen adinerado, tenía sombras en su pasado, según desveló Sandra León en Libertad Digital por entonces. Junto a su marido Eduardo Leira dejó en la cuneta a un grupo de arquitectos de su empresa, i3 Consultores, a los que contrató como falsos autónomos y estuvo un año sin pagarles. Todo ello mientras Leira, según denunciaron los trabajadores, "no dejaba de viajar a China en primera y se paseaba la ciudad con un Lexus de alta gama".

Por ello, decidieron querellarse contra el matrimonio por alzamiento de bienes, un delito que no validó la Justicia, y a ello se aferró Carmena para defenderse, aunque los tribunales sí establecieron las irregularidades cometidas con esos trabajadores. Unos empleados que finalmente no pudieron cobrar indemnización alguna. ¿El motivo? Que Eduardo Leira no tenía patrimonio para hacer frente a sus deudas ya que había traspasado todos sus bienes a su mujer en plena crisis de su estudio de arquitectura.

El asistente de Echenique
De entre las "desviaciones pequeño burguesas", por utilizar una terminología al uso en la izquierda, que no cabrían en una formación como Podemos, la de no dar de alta en la Seguridad Social a un asistente bien podría llevarse la palma.

Es en lo que incurrió el actual portavoz parlamentario, Pablo Echenique, según la sanción que un juez de Zaragoza ratificó a principios de 2019, de 1.000 euros para el dirigente morado. Echenique lo niega y ha recurrido, argumentando que la relación con la persona que le ayudaba en las tareas cotidianas no era, stricto sensu, de naturaleza laboral, sino una mera prestación de servicios.
El Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia condenándole al pago de 11.000 euros mas las costas.

Según publicó El Heraldo de Aragón, tuvo a esa persona trabajando en su casa durante un año, sin contrato y sin ese alta para cotizar. Una conducta que incumple además el código ético interno de Podemos, según el cuál tienen que renunciar al cargo los condenados por "delitos contra los trabajadores". Cuando estalló el escándalo, Echenique era Secretario de Organización del partido y no dimitió. Cabe preguntarse qué habría dicho el Podemos de 2014 si un dirigente de otro partido hubiese sido sorprendido en una práctica semejante.
13
...El piso de Espinar

La "nueva política" como tantos fenómenos disruptivos en muchos ámbitos de la vida, ha dejado, pasado el tiempo, algunos juguetes rotos. Entre ellos cabría citar a Ramón Espinar, quien llegaría a ser portavoz de Podemos en el Senado y en la Asamblea de Madrid, ahora alejado de la vida política e incluso crítico en las redes con algunos de los comportamientos de sus antiguos compañeros de filas.

El apellido no era nuevo en la política española, ni en la madrileña en particular. Su padre, del mismo nombre de pila, fue un importante dirigente del PSOE madrileño. Primer alcalde democrático de Leganés (una de las ciudades mas importantes y pobladas del cinturón sur de la comunidad autónoma), presidente de la Asamblea de Madrid y consejero del Gobierno del primer presidente autonómico, Joaquín Leguina. Si se decía que Podemos era el partido de los hijos de los socialistas, Espinar era un ejemplo de libro.

El padre, andado el tiempo, abandonó la política e hizo carrera financiera en Caja Madrid, hasta terminar condenado en el célebre caso de las tarjetas black. Nada, naturalmente, de lo que sea responsable quien lleva su sangre y apellido. Espinar hijo, en cambio, sí fue plenamente responsable de especular con una vivienda protegida a la edad de 24 años. Ya para entonces había participado, junto a otros de los que luego serían dirigentes de Podemos, en la fundación de la asociación estudiantil Juventud Sin Futuro.

El joven Espinar obtuvo 20.000 euros tras vender un piso de protección oficial que le había caído en suerte en Alcobendas, al norte de Madrid, valorado en casi 150.000 euros y con dos plazas de garaje. Lo había reservado tres años antes, en 2007, cuando su padre gastaba a crédito de la caja madrileña, en cuyo consejo de administración había coincidido con el entonces alcalde de Alcobendas, José Caballero. El joven Espinar, que ejercía de activista universitario en favor de los jóvenes que enfrentaban dificultades de emancipación, no estaba empadronado en esa localidad, pero Comisiones Obreras (CCOO), que ejercía de promotora, había reservado un 15% de viviendas para distribuirlas de forma discrecional, tal y como desveló en exclusiva la Cadena SER en 2016.

Con ese motivo, se vio obligado a ofrecer una rueda de prensa para explicar el caso. Sin aportar documentación alguna, relató cómo abonó 50.000 euros en concepto de entrada logrados gracias a un préstamo "familiar" en el que arrimaron el hombro tanto su padre y su madre como su abuela, aunque no especificó en qué proporción cada uno. Según su relato, se vio en una situación en la que no podía afrontar la letra del piso, de algo más de 500 euros, para pagar los 90.000 euros restantes y quedarse así con el inmueble.

Podría haber optado por devolverlo a la promotora y que algún joven "sin futuro" se beneficiase, pero prefirió venderlo por 176.000 euros, 30.000 más que el precio de compra, lo que descontados impuestos y gastos de gestoría le redundó en el citado beneficio de 20.000 euros. Se trata del precio máximo fijado por la Comunidad de Madrid que, sin embargo, no estipula un límite mínimo.

Según explicó en aquella atribulada rueda de prensa, Espinar devolvió el generoso préstamo familiar "en cuanto vendí la vivienda". Se refirió a su circunstancia como la del que vende un piso "que no podía pagar, al precio al que te obligan a venderlo". No, la Comunidad de Madrid estipula, como se ha dicho, un precio máximo, pero no un precio único u obligatorio. En la misma inexactitud incurrió por entonces el propio Pablo Iglesias, que siempre apostó por Espinar en la cruenta batalla por el control del partido en Madrid.

Como portavoz en la Asamblea madrileña, en cuyos pasillos cuelga un retrato de su padre, como el de todos los que han presidido la cámara autónomica, se empleó a fondo contra el "saqueo de la vivienda pública en la Comunidad de Madrid". Espinar, el hijo, no incurrió en ningún ilícito penal, como tampoco Willy Meyer, pero a diferencia del que fuera candidato de IU en las europeas de 2014, no dimitió. Luego lo haría en 2019. Pero eso es otra historia. Sigue...
14
Becas universitarias sin pisar el Campus, especulación con vivienda protegida, asistentes sin Seguridad Social…
8.11.2020.-

Las conductas de los dirigentes de Podemos que empezaron a contradecir su exigencia moral para otros partidos.

La irrupción de Podemos a mediados de la década que ahora termina, y en general de la llamada "nueva política", con Ciudadanos como el otro actor principal de la misma, impulsados por la ola surgida del 15-M, en 2011, llegó impregnada de una alta y severa exigencia moral para las conductas de los dirigentes públicos.

Como explicábamos en el primer artículo de esta serie, un dirigente de Izquierda Unida como Willy Meyer tuvo que dimitir por haberse acogido a una práctica financiera habitual en los europarlamentarios y que, desde luego, no entrañaba ilícito penal alguno. No fue la única víctima de esa severa vara de medir, que dos años antes, en 2012, había provocado la dimisión del entonces presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, fallecido cinco años después, por gastos de viaje de entorno a diez mil euros que, pese a varias denuncias, no le llegarían a suponer reproche penal alguno.

En 2013 una sobrina del entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, tuvo que renunciar a un puesto en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Una mujer como Beatriz de Guindos, tras haber aprobado oposiciones a técnico comercial y economista del Estado, ponía freno así a un ascenso laboral que posiblemente nunca se le volvería a plantear, por la única razón de su parentesco. Los tiempos venían así. Los nuevos partidos blasonaban de que la política tenía que estar limpia de conductas sospechosas de nepotismo, los currículum de los dirigentes libres de toda mácula y la ejemplaridad moral siempre en el altar mayor.

Frente al argumento de su inexperiencia que frecuentemente tenían que enfrentar Iglesias o Albert Rivera la respuesta estaba cantada: efectivamente, no tenemos experiencia en corrupción, decían los nuevos líderes, que pese a sus obvias diferencias ideológicas mostraban una cierta unidad de espíritu regenerador, como quedaría de manifiesto en algunos debates que protagonizaron ante audiencias muy jóvenes.

Pero poco a poco el tiempo, y la creciente presencia institucional de los nuevos partidos, fue haciendo ver que no era oro todo lo que relucía o que, dicho en términos coloquiales, en todas partes cuecen habas. Beneficiarse de una beca universitaria sin pisar siquiera el centro universitario que la concede (los actuales tiempos del teletrabajo estaban aún por llegar), especular con vivienda pública e incluso no dar de alta en la Seguridad Social a un empleado del hogar eran conductas que, para sorpresa de sus más crédulos seguidores, también podían anidar en el al parecer incorrupto brazo de la "nueva política", mantra que se repetía machaconamente por tierra, mar, y aire.

La beca de Errejón
Aunque formalmente era un contrato universitario, la expresión "beca de Errejón" hizo fortuna, y la llegó a utilizar en un debate electoral de 2016 Pedro Sánchez en contra de Podemos, mientras Pablo Iglesias hacía aspavientos. Huelga decir que era cuando el actual vicepresidente segundo del Gobierno y el hoy líder de Más País eran uña y carne, políticamente hablando.

Pero retrocedamos a 2014. Podemos, que se ha presentado en enero, es aún un proyecto incipiente, pero coge velocidad de crucero con su histórica irrupción con cinco diputados y más de un millón de votos en toda España en las elecciones europeas de aquel año. Iñigo Errejón forma parte de la cúpula de un partido con una estructura aún endeble. Pero además de esa dedicación que ya le empieza a robar lo principal de su tiempo encuentra otra ocupación remunerada con 1.800 euros al mes por unas cuarenta horas de trabajo semanales, pero sin tener que acudir a la oficina.

Es lo que le paga la Universidad de Málaga entre marzo y diciembre para realizar un trabajo sobre política de vivienda en Andalucía que financian la Unión Europea (80%) y la Junta de Andalucía (20%). El director del proyecto es Alberto Montero, para entonces ya cargo de Podemos y, casualidades de la vida, futuro diputado nacional de la formación morada por la circunscripción malagueña. El único candidato para ese contrato ha resultado ser Errejón, al que su director de proyecto (aunque subordinado político) autoriza para no pisar en todo ese tiempo el centro universitario. Recuérdese que es un trabajo sobre la vivienda en esa comunidad autónoma en concreto.

El 4 de diciembre la Universidad de Málaga decide suspender de empleo y sueldo al número dos de Iglesias tras abrirle un expediente sancionador junto a Montero. Doce días después Errejón decide renunciar a su contrato. Fruto de la investigación interna, la Universidad de la capital andaluza concluyó que algunos de los trabajos presentados como supuesto fruto de la investigación tenían actualizaciones informáticas previas a la firma del contrato laboral en marzo de ese 2014. Es decir, que eran anteriores a la investigación que debería haberlos alumbrado, algo así como una investigación académica en diferido.

Dos años después, en las semanas previas a las elecciones repetidas de 2016, un juzgado de Málaga decidió archivar la querella por estafa que Manos Limpias había presentado contra el ya por entonces portavoz parlamentario de Podemos. Errejón no había cometido delito alguno, como tampoco Willy Meyer, ni Carlos Divar, pero al contrario que estos no dimitió de ninguno de sus cargos, que abandonaría poco después en medio de su cruenta guerra interna con Iglesias. Pero eso es ya otra historia.
15
...Medio millón por un papel que no aparece

El motivo de que Juan Carlos Monedero se pusiera al día con Hacienda era una tan desorbitada como extraña remuneración por un trabajo para el Banco del ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra America), una institución financiera participada por varios países de la región, singularmente la Venezuela chavista, allí donde muchos dirigentes de la izquierda española habían hecho fortuna facturando al régimen sus servicios como asesores.

Entre 2013 y 2014, justo los años en que se gesta Podemos, el entonces ignoto profesor de Ciencias Políticas recibe, a través de la empresa Caja de Resistencia Motiva 2, 425.000 euros en concepto de "honorarios de confección de estudio comparativo de los ámbitos financieros de los países del ALBA y análisis de las bases de armonización jurídico-financiera, implementación y asesoría puntual sobre el proyecto hasta el 31 de diciembre de 2014".

En síntesis, Monedero, entre cuyas especialidades académicas no se encuentra ni la Economía ni el Derecho, es el hombre elegido para elaborar un estudio sobre la viabilidad de una unión monetaria al otro lado del Atlántico, una especie de euro americano. De la calidad o pertinencia de su análisis nada se puede decir puesto a que a día de hoy no hay ni rastro de ese trabajo. Monedero pudo haberlo enseñado (siempre y cuando exista realmente) en una multitudinaria rueda de prensa que dio en febrero de ese 2015, un mes después de regularizar su situación tributaria y dirigirse en tono retador a Montoro. Pero no lo hizo. El papel no aparece.

Se limitó, como contó en Libertad Digital Míriam Muro, a enseñar la factura del Banco Alba a Caja de Resistencia Motiva 2, una Sociedad Limitada, y a denunciar entre aplausos de Iglesias y Errejón, que le respaldaban en primera fila, una "caza de brujas" del "régimen del 78" que, dijo, "ha sacado su batería contra mí".

El abandono
Pese a ese cierre de filas, apenas dos meses después, el 30 de abril, Monedero abandonaba la dirección de Podemos y se convertía en el primer cadáver político que dejaba Iglesias a su paso, si bien las razones de su salida tuvieron que ver más con decisiones estratégicas que con las sombras sobre su actividad como asesor económico de los gobiernos bolivarianos, por la que la Universidad Complutense llegó a abrirle una investigación por si hubiera incurrido en incompatibilidad.

Las tesis errejonistas se impusieron entonces y con ese rumbo el partido llegó hasta las elecciones generales celebradas a final de aquel año, con el hoy líder de Más País como número dos.

Un lustro después de todo aquello, el "profesor Monedero" como cariñosamente se refiere a él siempre Iglesias, se prodiga en todos los medios que puede, se mantiene en la órbita de Podemos (es habitual desde hace años verle por las instalaciones del grupo parlamentario casi como uno más) dirige el programa televisivo "En La Frontera" en Público y muy recientemente colabora con la consultora Neurona, que según el informe del Tribunal de Cuentas conocido este mismo viernes recibió 290.000 euros de Podemos en la última campaña electoral de noviembre de naturaleza "no electoral". El Tribunal asegura que "si bien, como señala la formación [Podemos] en alegaciones, en la fiscalización se aportaron videos y diseños publicitarios, no ha quedado suficientemente acreditada su efectiva elaboración por parte del proveedor".

Tampoco está acreditado que elaborase un sesudo informe sobre la posibilidad de una unión monetaria (con sus implicaciones jurídicas y económicas) en los países bolivarianos, pero sí que recibiera por ello medio millón de euros. Lo que desde entonces comenzó a conocerse en ciertos círculos como "hacerse un monedero".
16
‘Hacerse un monedero’: medio millón por un papel que no aparece
.
8.11.2020.-

La declaración complementaria con Hacienda por un pago del Banco ALBA bolivariano fue uno de los primeros escándalos del partido morado.

Cuenta Javier Somalo en su artículo de este sábado que si a Pablo Iglesias, que pide la detención del rey Juan Carlos I sin cargos, le aplicáramos la misma vara de medir, el líder de Podemos ya estaría en prisión. Con este primer capítulo de las Crónicas del Asalto, Libertad Digital inicia una serie que pretende repasar las muchas sombras de corrupción que se ciernen sobre la formación de Iglesias desde antes incluso de su nacimiento. En este primer capítulo, el primer gran escándalo: Monedero y su medio millón bolivariano.

"Montoro, no te tengo miedo". Era el 29 de enero de 2015 cuando Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores de Podemos y hasta hoy mismo amigo íntimo de Pablo Iglesias, pronunciaba esas palabras en un tono tan enfático como desafiante.

Lo hacía en un acto del partido morado, que ya para entonces, al igual que Ciudadanos, y tras su sorprendente irrupción en las elecciones europeas de un año antes, había puesto patas arriba el panorama político español, hasta entonces dominado por un bipartidismo imperfecto en el que PSOE y PP se daban el relevo de sucesivas victorias electorales y gobiernos monocolor, algunas veces incluso con mayoría absoluta, como la que en aquel momento disfrutaba, por poco tiempo ya, Mariano Rajoy.

Eran los tiempos en que Iglesias y los suyos denunciaban a voz en grito a "la Casta" y pedían abrir el "candado del 78" considerando la democracia nacida de la transición como un pérfido "régimen" que habría dado la espalda al "pueblo" para llenar de privilegios a sus élites. Los podemitas, como pronto se les empezaría a conocer, no excluían a la izquierda de sus invectivas.

Por supuesto al PSOE, una formación que tenía el pasado "manchado de cal viva" como en célebre ocasión le llegaría a espetar Iglesias a Sánchez en el pleno del Congreso; pero también a la vieja guardia de Izquierda Unida, la formación en la que el hoy vicepresidente segundo había hecho currículum como 'fontanero' (llegó a ser asistente, paradojas del destino, del hoy líder de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón) y en la que creían ver algunas conductas poco edificantes moralmente.

El que fuera candidato de IU a las europeas de 2014, Willy Meyer, tuvo que dimitir tras publicar Infolibre, un medio siempre muy próximo a Podemos, que tenía una fondo de pensiones en una Sicav con sede en Luxemburgo, una práctica habitual entre los europarlamentarios y que no suponía infracción penal alguna. A su llegada a la Eurocámara, Iglesias, jefe de filas de aquel primer grupo institucional de Podemos, presumía de, por ejemplo, ir en autobús desde el aeropuerto a la sede de la cámara comunitaria y abominaba, como años después se le recordó con motivo de su mudanza a Galapagar, de los políticos que, decía, vivían en chales en zonas exclusivas de Madrid, "alejados de la realidad" según su parecer de entonces.

En definitiva, Podemos se presentaba, más allá de contenidos ideológicos concretos, como una formación inmaculada en el terreno de la limpieza frente a las corruptelas que, unidas a la brutal crisis económica surgida a partir de 2008, habían provocado la indignación ciudadana, como evidenció en 2011 el 15-M. En ese contexto, y a apenas meses de unas cruciales elecciones autonómicas y municipales que supondrían en aquel 2015 la consolidación de la fragmentación política y para Podemos su particular ‘asalto al cielo’ al lograr nada menos que las alcaldías de Madrid y Barcelona, es cuando Monedero, entonces número tres de Podemos (el dos era Íñigo Errejón), se dirigía así de desafiante al ministro de Hacienda.

Lo que entonces nadie, o casi nadie, sospechaba es que ese mismo día, horas antes de subirse al estrado de un acto de partido, Monedero había realizado una declaración complementaria de la Renta, signo inequívoco de que su proceder como contribuyente no había seguido siempre el camino de la estricta ejemplaridad moral que, día sí y día también, pregonaba junto a su antiguo alumno y ahora Secretario General, Pablo Iglesias. La expresión más adecuada en ese caso hubiese sido: ‘Montoro, ahora ya no te tengo miedo’. Sigue...
17
El Rey se reúne con Arce tras ser recibido con honores en Bolivia
8.11.2020.-

El Rey llegó anoche a La Paz para asistir este domingo a la toma de posesión del nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce, con quien mantuvo poco después un encuentro. Arce recibió con mucho afecto a Don Felipe, le estrechó la mano (a pesar de la pandemia) y le trasladó su alegría por acompañarle en su toma de posesión, y el Rey lamentó que la visita fuera breve pero la calificó de «memorable».

Tras el saludo, Arce presentó al Rey a los miembros de la delegación boliviana y Don Felipe presentó después a los de la delegación española: «Vicepresidente Iglesias», dijo el Rey, y Arce le saludó con un «¿cómo está don Pablo? Cuánto me alegro». Don Felipe siguió con las presentaciones de la ministra de Exteriores y el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín. Y todos se estrecharon las manos.

Don Felipe llegó a Bolivia acompañado de la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, que se apuntó al viaje, y la titular de Exteriores, Arancha González Laya, que ejerce de ministra de jornada. El avión de la Fuerza Aérea Española que trasladó a la delegación española aterrizó a las 17.28 (22.28 hora española) en el aeropuerto Internacional de El Alto.

El Rey lucía el Botón de la Orden de los Andes, que es la máxima distinción que concede Bolivia y que Don Felipe recibió con anterioridad. Y Pablo Iglesias iba vestido con un traje de chaqueta oscuro, una camisa clara y una corbata color vino.

En el aeropuerto Don Felipe fue recibido por diversas autoridades, entre ellas, los presidentes de la Cámara de los Diputados, Andrónico Rodríguez, y de la Cámara de Senadores, Sergio Choque.

Tras recibir honores militares, el Rey pasó revista y saludó a la unidad con la fórmula: «¡Buenas tardes, Colorados de Bolivia !». Acto seguido se interpretaron los Himnos Nacionales de Bolivia y España, que Don Felipe escuchó desde un podio, con la delegación española a la derecha y la boliviana a la izquierda.

Primera visita como Rey a Bolivia
Después, Don Felipe recibió honores civiles con los que se destacó que se trata de su primera visita a Bolivia como Rey. El presidente del Consejo Municipal de El Alto, Antioco Apaza, y el concejal de La Paz Jorge Silva, le entregaron los documentos que acreditan a Don Felipe como «Huésped Ilustre» de las dos ciudades. Además, en honor a Don Felipe se interpretaron unas obras de folclore andino. La ceremonia de bienvenida duró unos veinte minutos.

Tras el encuentro con Arce, el Rey tenía programado un encuentro bilateral con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y una recepción con una representación de los 20.000 españoles residentes en Bolivia.

Este domingo, Don Felipe mantendrá un encuentro bilateral con el presidente de Colombia, Iván Duque, antes de asistir a la toma de posesión de Arce, que será la 74º a la que asiste de mandatarios iberoamericanos. Esta misma noche, el Rey tiene previsto regresar a Madrid.
Almudena Martínez-Fornés
18
Todos contra Trump
5.11.2020.-

Jamás vi unas elecciones presidenciales norteamericanas más emponzoñadas, sesgadas, envenenadas y fementidas como las que han pretendido obstaculizar el paso de la reelección de Donald Trump. Ha sido un ataque en capote, desconsiderado y desleal, de la progresía mediática universal que ha pretendido convencernos hasta la saciedad de que Trump es odioso, autocrático, antipático, prepotente, abusador y desconsiderado. Y el estandarte del rechazo y la odiosidad contra Trump, sorprendentemente, no proviene de los tradicionales enemigos de los Estados Unidos: Rusia, China, el Islam. A los que Trump ha enfrentado en sus cuatro años de gobierno con la fortaleza de un demócrata convencido. Viene desde dentro de los Estados Unidos mismos. Principalmente del feudo de los demócratas.

Ha sido sometido diaria y sistemáticamente al escarnio del humorismo más ácido, al rechazo de la más afilada Intelligentzia – si cabe darle ese nombre – de las élites intelectuales, de los consejos editoriales de los más prestigiosos periódicos y revistas de Occidente, de sus más populares comentaristas de televisión, prensa y radio. Se ha hecho de buen tono sostener que Trump es bárbaro, estúpido, pretencioso, inculto y desaforadamente ambicioso.

Ha sido ésta una odiosa e insoportable campaña ad hominem. En la que la principal propuesta de Trump – make America great again – ni siquiera ha sido discutida. Los chinos, desde luego, punta de lanza de los más virulentos y devastadores ataques contra los Estados Unidos, vale decir: de la prosperidad en democracia y del respeto a la integridad de los derechos humanos, se aprovecharon del desconcierto y la confusión en que entraron las élites políticas e intelectuales del Mundo Libre – sea dicho sin complejos de inferioridad ni mala conciencia -, enzarzadas en su bizantinismo más miope y banal, para producir el corona virus en sus laboratorios de guerra bacteriológica, y exportarlo desde Wuhan a los Estados Unidos con el ánimo de atacarlo en sus bases. No es casual que sean ellos, los Estados Unidos las principales víctimas de sus devastadores efectos. Y por más que la progresía, estúpida, impertinente y sabionda, reclame airada contra esta sospecha, desde esos propios laboratorios renace tan aterradora acusación.

Los editorialistas que se han ensañado contra Trump – pienso en los de El País, de España, que se han cebado atacándolo al menor pretexto y en los de CNN, empeñados en su cruzada anti Trump – no se explicarán las razones que podrían llevar al pueblo norteamericano a repetir en su porfía de reafirmarlo en la Casa Blanca. Más papistas que el Papa, culparán de ello a la supuesta estupidez de un pueblo que le confía sus destinos a un ser tan impresentable. Ni siquiera se les ocurre pensar en la profunda sintonía que ha unido a Trump con su pueblo. Razón que posiblemente lo lleve a reelegirlo, a pesar de tantos esfuerzos en contrario.

En 2016 aseguré que Trump ganaría, contra viento y marea, la Casa Blanca. A pesar de los pesares, me atrevo a asegurar ahora que lo relegirá, así parezca una absurda quijotada. Ni la Clinton ni Biden calzan los puntos como para vencerlo. A ambos les faltaba lo que, al parecer, le sobra a Trump: amor americano. América seguirá en buenas manos.
Antonio Sánchez García @sangarccs
19
Noticias Nacionales / Re:CATALUÑA
« Último mensaje por Brotes en 24 horas »
'Operación Volhov'
4.11.2020.-

Los detenidos presumían de que Rusia llegó a ofrecer 10.000 soldados a Carles Puigdemont para convertir Cataluña en una 'Suiza'

La Guardia Civil actúa contra la red que sostenía la estructura de Puigdemont en Bélgica y sospecha que preparaban nuevas actuaciones de protesta.

La Guardia Civil está llevando a cabo una operación policial en Cataluña contra la estructura independentista Tsunami Democràtic, un movimiento utilizado por los radicales para mantener las tensiones en la calle tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

En concreto, los agentes del Instituto Armado de la Policía Judicial catalana han practicado una veintena de detenciones, fundamentalmente de empresarios, de los que se presume que fueron los que apoyaron económicamente este movimiento.

Los detenidos en la denominada operación Volhov formarían parte de una trama perfectamente organizada, según explican fuentes de la Guardia Civil, que además vinculan a estos empresarios con Junts per Catalunya y ERC. Precisamente, están investigando también si desde esta trama de empresarios se desviaron fondos a Bélgica para el mantenimiento del ex presidente catalán Carles Puigdemont.

Según consta en los autos de entrada y registro de la operación, los detenidos presumían en sus conversaciones de que Rusia llegó a ofrecer apoyo a Puigdemont para que avanzase en sus ansias de independencia. Es más, según relataban, llegó a poner a su disposición hasta 10.000 soldados y a pagar la deuda catalana.
EL ORIGEN: LA DIPUTACIÓN DE BARCELONA
Estos datos constan en grabaciones que fueron realizadas a dos de los detenidos con motivo de una investigación por presunta corrupción en la Diputación de Barcelona y que dio pie a una pieza separada y secreta que este miércoles ha sido explotada por la Guardia Civil.

Las órdenes de entrada y registro detallan los contenidos de las citadas conversaciones, advirtiendo de encargos realizados por Puigdemont para llevar a cabo la plataforma de criptomonedas con la que la Generalitat pretendía garantizarse estabilidad financiera y evitar el control del Estado en movimientos económicos.
En este sentido, se señala la existencia de un grupo ruso que estaba interesado en participar en los temas de comunicación que dos de los ahora detenidos mantenían con el empresario en telecomunicaciones Jaume Roures. Estaban dispuestos a invertir entre 100 y 300 millones de dólares o euros.

Este grupo ruso, según apunta el juez en las órdenes, quería hacer de Cataluña un país como Suiza. La conclusión del juez es que en otoño de 2017 Rusia habría ofrecido al ex presidente catalán apoyo con 10.000 militares si hubiese declarado la independencia de Cataluña.
INJERENCIA RUSA, ESTRATEGIA GEOPOLÍTICA
Asimismo, el juez advierte de que desde ese mismo entorno ruso se pretendía, presuntamente, participar en una estrategia de desinformación y desestabilización para actuar contra la Unión Europea con noticias falsas sobre su debilidad y su riesgo de colapso. El juez considera un hecho fáctico la injerencia rusa como medida de estrategia geopolítica.

El magistrado considera que la estrategia coordinada de comunicación que se puso en marcha durante el referéndum y en la que participaron Oriol Soler y Julian Assange dio lugar a la combinación de diferentes instrumentos mediáticos en redes coordinadas con medios de comunicación rusos, como Sputnik y Russea Today, y medios de comunicación catalanes tanto públicos como privados. Esa estrategia de comunicación se enmarca en la guerra de información a la que se refería el general Valery Gerasimov, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas.

Se investiga si esta trama, por sus cercanías a los partidos del poder en Cataluña, ha logrado también obtener fondos públicos de la comunidad. Al menos, uno de los detenidos, según han constatado los investigadores, ha recibido dinero público por valor de más de tres millones de euros. La operación ha culminado con 21 detenidos y una treintena de entradas y registros.
Entre los primeros arrestados se encuentra el ex dirigente de ERC Xavier Vendrell, antiguo militante del grupo terrorista Terra Lliure y consejero de Gobernación con el tripartito de Pasqual Maragall. Otro de los detenidos es el ex dirigente de CiU David Madí, secretario de Comunicación con Jordi Pujol y hombre muy vinculado a Artur Mas. Los investigadores están indagando si a Vendrell se le recalificó un terreno para un colegio concertado de educación especial.
EMPRESARIOS Y POLÍTICOS
Además, según informan desde el juzgado que dirige la operación, también han sido detenidos Xavier Vinyals Capdepon, Oriol Soler Castanys, Antonio Fuste Piñol, Roc Aguilera Vaques, Pilar Contreras Llanas, Marta Molina Álvarez -alcalde del Ayuntamiento de Cabrera de Mar- y Jordi Serra, interventor delegado.

Oriol Soler es empresario y uno de los ideólogos del proceso independentista catalán, financiando encuentros con Julian Assange fuera de España. Esas conversaciones, según el juez, apoyan su tesis de que Víctor Terradellas, que fue responsable de relaciones internacionales de CDC y al que se le incautaron los archivos de audio claves de mayo de 2018 en su teléfono móvil , fue el interlocutor de Carles Puigdemont con Rusia en pleno proceso independentista.

Durante la investigación de la Guardia Civil se descubrió la supuesta prevaricación en la recalificación de terrenos rústicos para la construcción de un centro de negocios, un restaurante y una escuela concertada en la localidad Cabrera de Mar (Barcelona), en la zona denominada Compleix Villabugatti.
Además de la recalificación, se constataron adjudicaciones de obra por procedimientos no reglados, irregularidades por parte del Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña en la concesión del concierto de la escuela y la modificación irregular del terreno de rústico a urbanizable, mediante la recalificación municipal aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Cabrera de Mar.

UNA AGENDA DE ENCUENTROS
Las investigaciones se han tramitado en una pieza secreta durante un año y medio hasta este miércoles, cuando se ha levantado el secreto. La pieza secreta deriva de las Diligencias Previas 111/2016, referentes al presunto delito de corrupción en la Diputación de Barcelona.
Lo que parecía una de las operaciones habituales de desvío de fondos públicos irrumpió con novedades importantes, fruto de los pinchazos telefónicos. El juez y la Guardia Civil descubrieron las conexiones con el entorno de Puigdemont en anotaciones en la agenda de encuentros y reuniones.
La investigación está centrada en saber si se ha producido el amaño de contratos públicos para favorecer a los empresarios que forman parte de la red que impulsó económicamente a Tsunami Democràtic, según confirman desde la Guardia Civil.

Los delitos que han podido cometer los ahora detenidos son malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, prevaricación, tráfico de influencias y cohecho. Los investigadores han detectado cómo algunos de los ahora detenidos se han desplazado al extranjero para reunirse con Puigdemont y sospechan que estaban preparando nuevas maniobras para relanzar la ofensiva nacionalista.
20
Noticias Nacionales / Re:CATALUÑA
« Último mensaje por Brotes en 24 horas »
A la caza del contable de Waterloo
4.11.2020.-

La Guardia Civil examina las cuentas del ingeniero Jaume Cabaní para averiguar si la estancia de Carles Puigdemont en Bruselas se financia con dinero público.
Víctor Terradellas, hombre de confianza del expresident Carles Puigdemont que intentó sumar a Rusia a la causa independentista, apenas recuerda su nombre. Le basta con saber que el tipo, ingeniero industrial de profesión, es “un patriota de piedra picada” que, además, posee “un gran cerebro”, por lo que es el candidato idóneo para poner en marcha una de las iniciativas soñadas por Puigdemont desde su refugio belga de Waterloo: crear una plataforma de criptomonedas. “¿El Cabaní?”, le refresca la memoria su interlocutor, David Madí, uno de los principales detenidos la semana pasada en la Operación Voloh, sobre el desvío de fondos públicos al independentismo y la presunta corrupción gestada a la sombra del procés.

Esa conversación puso a los investigadores sobre la pista de Jaume Cabaní Massip, de 45 años. El ingeniero administró —junto al empresario Jaume Matamala— CatGlobal, una sociedad creada en Bélgica para recaudar fondos con los que sufragar los gastos en Waterloo de Puigdemont y de los exconsellers huidos, como él, de la justicia. El Consell per la República —una especie de gobierno paralelo— defiende que todos los gastos (abogados, seguridad, logística, mantenimiento de los autodenominados “exiliados”) se cubren con aportaciones privadas. La web del Consell informa de que tiene 91.535 registrados, que pagan un mínimo de 10 euros anuales. La cifra queda lejos de los 10 millones de euros que Puigdemont creía necesarios.

Pero la financiación de Waterloo siempre ha generado suspicacias. La hipótesis de trabajo de los investigadores —no confirmada por ahora— es que parte del dinero procede de subvenciones públicas de organismos de la Generalitat que son desviadas de manera ilegal. Y ahí aparece de nuevo la figura del ingeniero Cabaní. En septiembre de 2017, cobró 10.594 euros de la Plataforma pro Selecciones Deportivas Catalanas —una entidad que recibe subvenciones públicas— por un supuesto mantenimiento informático. La Guardia Civil sospecha que es una factura falsa y que el trabajo no existió. Esa cifra no pudo entregarse para sufragar gastos de un Consell per la República, que ni siquiera existía. Pero Cabaní ha abierto una vía para seguir el rastro del dinero.

El organismo se puso en marcha a principios de 2018 en Bruselas y allí se instaló, arropando a Puigdemont, el “patriota” Cabaní. “Mi pasión es mi país”, había escrito en la revista de la Fundación Eduard Soler, donde trabajó. Fue nombrado administrador de la entidad sin ánimo de lucro CatGlobal, hasta que dejó el cargo en abril de 2019. Durante ese periodo, señala el sumario judicial, fue el “gestor de los intereses” del expresident. Y tuvo un papel en el proyecto de criptomonedas y de creación de una “república digital” al estilo de Estonia, donde Cabaní tiene una sociedad llamada Catalitza Oü.

Cabaní fue titular de hasta cinco cuentas bancarias en el extranjero: tres en Bélgica y dos en Alemania, país al que el juez que dirige el caso ha pedido información. La Guardia Civil sospecha que en esos depósitos recibió “dinero público” y soportó "gastos relacionados con Waterloo. Desde una de las cuentas belgas, Cabaní pagó, por ejemplo, los honorarios de dos de los abogados de Puigdemont, Paul Beckaert y Till Dunkell. También hizo una transferencia que los investigadores vinculan a la celebración del cumpleaños de la fugada exconsejera de Agricultura Meritxell Serret.

La Guardia Civil sospecha que Cabaní convirtió los ingresos en criptomonedas, que vendió para obtener nuevos beneficios: una de sus cuentas refleja pagos de la empresa Payward. También señala que los donativos de CatGlobal los gestionó “a través de pasarelas de pago” como Nationbuilder y Stripe Payments. Los investigadores añaden que las actividades de Cabaní son siempre “opacas” y le sitúan en una “posición de máxima relevancia”, al nivel de Matamala. Fuentes cercanas al Consell per la República rebajan su peso político y subrayan que lleva más de un año fuera de Bruselas. Un correo de la directora de Òmnium (entidad con la que Cabaní también trabajaba) da fe de su peso: “Es quien montó la oficina de Waterloo y todo lo que deriva de ella”.

Los “100 muertos” de Terradellas
Las afirmaciones de Víctor Terradellas sobre la intervención de Rusia para apoyar una eventual república catalana han servido al independentismo para ridiculizar la Operación Voloh, que investiga esos contactos rusos pero también casos de presunta corrupción al amparo del procés. En una conversación de más de 40 minutos con el empresario de ERC Xavier Vendrell —considerado miembro del “estado mayor” que ayudó al Govern a organizar el referéndum ilegal del 1-O—, Terradellas dice que, en los momentos más tensos de 2017, Rusia ofreció 10.000 soldados y pagar la deuda catalana si Cataluña reconocía a Crimea. Terradellas, hombre de confianza de Puigdemont y durante años responsable de relaciones internacionales de la vieja Convergència, va más allá en su charla, que grabó a espaldas de Vendrell.

Repasando los momentos clave del otoño catalán de 2017 —la conversación tiene lugar en mayo de 2018—, dice que al expresident le dio miedo a la hora de la verdad. Y fantasea con lo que pudo haber pasado. “El presidente se cagó (...) dice, no quiere ser responsable de que maten a gente, y no quiere ser responsable ni que te defiendan como a una urna, pero necesitas 100 muertos”. Tras elucubrar sobre el papel de la OTAN ante la eventual llegada de un “barco ruso” a las costas catalanas, Terradellas apela a la necesidad de sacrificarse para lograr la independencia de forma efectiva. “Metes a un millón de personas en la plaza de Sant Jaume [sede de la Generalitat] y tendrán que matar para entrar”. Vendrell, su interlocutor, le responde: “Se nos pasó el arroz. No hubo cojones”.
Jesús García
Páginas: 1 [2] 3 4 ... 10