Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

¡ ATENCION ! Ver la tierra en directo desde la Estación Espacial http://brotesverdeshouse.com/index.php/topic,53.0.html

Autor Tema: EL BRUNCH. 1570272016  (Leído 854 veces)

blancabianca

  • Todas las rubias no son tontas, todas las tontas no son rubias.
  • Moderator
  • Hero Member
  • *****
  • Karma: 6
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 679
EL BRUNCH. 1570272016
« en: 24 horas »


                                                   El brunch, esa costumbre tan genuinamente neoyorkina más icónica ya que la Estatua de la Libertad o Times Square, todo el mundo toma un brunch los fines de semana menos yo que soy muy mía y muy mediterránea y las costumbres anglosajonas no me atrapan. Tengo una amiga neoyorkina que hace algunos años me comentó que en su familia siempre tomaban un brunch el día de Año Nuevo, canapés y marisco con champán, ese fue mi primer encuentro con el palabro, esto me resultó muy exquisito y elegante, pero la verdad es que yo no soy nada cosmopolita y el primer día del año después de las copas de la  fiesta de la marmota de nochevieja no estoy para brunchear, prefiero tomar mi café negro mientras escucho el Concierto de Año Nuevo, soy animal de costumbre y ese momento es fantástico.

                                               Pues sí, está de moda esa fusión entre el desayuno y el almuerzo anglosajón, ya sabemos que todo lo que sea fusión es tendencia; es una forma de recuperar fuerzas los fines de semana cuando después de haberte pasado de copas la noche anterior te levantas a la una de la tarde con el mismo cuerpo que un zombi salvaje de The Walking Dead, y como es tarde para desayunar y muy pronto para comer -sobre todo para nosotros que comemos a las tres de la tarde cómo pronto- la solución es brunchear haciendo un tótum revvolútum de zumos, café, canapés, dulce y salado, aunque para los neoyorquinos en brunch por excelencia ha de incluir huevos Benedictine y desde luego siempre para beber un Bloody Mary, que todos los resacosos del mundo saben que es la bebida única y auténtica para recomponer el cuerpo después de trescientas copas, será el tomate con su carga de vitaminas lo que devuelve el equilibrio, porque desde luego el vodka no creo que ayude mucho, pero bueno es un clásico de la resaca y no tengo nada que objetar.
El brunch ha traspasado los límites de los fiesteros noctámbulos y ha hecho su entrada por la puerta grande en el mundo de los negocios, así pues en esos divertidos congresos y reuniones de empresa se ha pasado de la pausa del "coffe break" al brunch, en este caso sin Bloody Mary supongo.

                                      Esto de brunchear tampoco es tan novedoso, todo el mundo ha desvalijado la nevera a las seis de la mañana engullendo lo primero que se encontraba después de una noche agitada, hay algunos que cuentan lo deliciosa que es una fabada Litoral y otros que aseguran que unos huevos fritos mojando galletas María a falta de pan son bocatto di  cardinale, casos reales ambos, no se trata de un brunch exactamente pero es algo parecido, y la fabada es cómo más nuestra que los huevos Benedict.
El concepto brunch es internacional, pero nosotros tenemos el tapeo de toda la vida que es un  brunch patrio y castizo, es decir que te levantas a las doce, te tomas un café y te lanzas a la calle al bar Manolo para brunchear unas cañas acompañadas de callos, muy "cool" va a ser que no es, pero delicioso seguro que sí.
También brunchea mucho la gente en los hoteles y cruceros con desayuno incluido, aunque brunchean sin saberlo claro está, he visto muchas veces volverse loco al personal cuando visualizan el buffet del desayuno, gente que normalmente tira con un café y un zumito se pone morada cómo si no hubiese mañana: huevos revueltos, salchichas, quesos variados, fiambre, café,zumos, fruta y bollos.
Recuerdo una mañana en el fantástico balneario de Liérganes a un tipo que  había a mi lado en el buffet del desayuno, el hombre entró de repente en una especie de éxtasiss por la tercera vía y gritaba, bueno casi gritaba, a su churri "cari, cari, mira te pongo tostadas, tortilla, aceitunas, nutella, café, té, queso, melón y ternera en salsa" mientras llevaba en equilibrio inestable un plato torre en cada mano... y es que pienso que se puede conocer la personalidad de cada uno sólo con mirar a los ojillos que hacemos a la bollería industrial, los paquetitos de mermelada y la paletilla ibérica del buffet, es visualizarlo y de repente algunos se convierten en Obelix con una ilimitada capacidad de engullir, pienso que la combinación de palabras desayuno+gratis nubla la mente y saca al Lazarillo de Tormes que genéticamente llevamos, no sólo se ponen tibios con el desayuno, sino que además envuelven unos bocatas de queso con las servilletas para la playa, poco elegante desde luego, pero esto merece tema de blog porque hay mucho que decir.  Yo he visto cosas que vosotros no creeríais, ya os contaré.
« última modificación: 24 horas por admin »
En línea

VANIO

  • Enviando mis opiniones desde una lettera olivetti 22
  • Moderator
  • Hero Member
  • *****
  • Karma: 11
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1868
  • Pollo pera, el auténtico, no acepte imitaciones
Re:EL BRUNCH. 1570272016
« Respuesta #1 en: 24 horas »

16-2-16

Ha estado de moda durante estos últimos años el brunch (breakfast + lunch) pero parece que esta fórmula está a punto de morir de éxito. Ahora lo más cool es quedar para merendar. Parece que la merienda se adapta mejor a nuestra mentalidad mediterránea y nos sirve para recordar nuestra infancia, y ya sabemos que todo lo vintage triunfa. ¡Viva la nostalgia! 
Como siempre blancabianca un placer leerte.
En línea
No sé poner gifs, :-(