Autor Tema: BLACK FRIDAY, OTRA TONTUNA MÁS. 23/11/2016  (Leído 733 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado blancabianca

  • Todas las rubias no son tontas, todas las tontas no son rubias.
  • Moderator
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 690
  • Karma: 6
El próximo viernes 26 de noviembre es el gran acontecimiento cósmico, ya tenemos encima la tontería del black Friday, la gran fiesta del consumismo loco que se han inventado para convencernos de que tiran los precios por los suelos y que si ese día concreto no compras hasta dejar tu tarjeta más tiesa que la  mojama es que eres como mínimo un imbécil de manual, es la orgía total de la rueda consumista.
 La bacanal desenfrenada de la compra compulsiva de chorradas varias que para nada necesitamos. Pepe, mira que tablet tan chula he comprado en el black Friday…. Pero cariño si tenemos tres ¿para qué coño queremos otra?... Ya, pero es que  me ahorraba siete euros, desde luego Pepe es que no sabes comprar. Bueno, cada uno se gasta el dinero en lo que quiere y le apetece, eso también es cierto.
               Luego tenemos los placajes por hacerse con la muñeca que hace pis, así ya la tenemos para Navidad, que luego se agota y a la nena le da un parraque, además merece la pena esto de aguantar los empujones y hacer tres  horas de cola en la caja porque tres euros son tres euros, que el que sabe gastar, sabe ahorrar.

 Lo bueno de estas cosas es que podemos reírnos un rato con esos vídeos tan divertidos de gente en modo zombi moviéndose como locos por las tiendas, y oye que una luxación de hombro es pecata minuta si al final nos alzamos con el preciado trofeo, de paso hemos alimentado nuestro yo consumista ahorrándonos entrar en depresión y  acabando en la consulta de cualquier psiquiatra desaprensivo que nos sacará una pasta, verdaderamente todo son ventajas en esto del viernes negro.
               Black Friday por aquí, black Friday por allá, hartita estoy desde hace una semana del viernes de las compras compulsivas, que  te hacen las mechas con black Friday, te venden un coche y hasta te colocan un chalet en la playa con  black Friday, por no  hablar de ese sitio donde no son tontos tan famosos, es un bombardeo continuo lo de ese viernes negro que convierte nuestra cuenta corriente en rojo en un plis plas.

Lo particular de este Black Friday es que hasta hace unos cinco años o seis años nadie participaba en esto, muy popular en Estados Unidos pero con cero tradición en España, y es que esta campaña nuestra nada tiene que ver con la que se hace en USA, allí los descuentos rozan el saldo, aquí nos cuelan como ofertón del siglo  precios normalitos, y es que cazar una chaqueta de 100 pavos por 99,99 euros no tiene precio.

              Conclusión: si Halloween desplazó a los huesos de santo y Santa Claus envió a la cola del paro a los Magos de Oriente, el año que viene me veo comiendo pavo relleno de pan celebrando Acción de Gracias a finales de noviembre ¡Bienvenido Thanksgiving! Igual tenemos que replantearnos nuestras prioridades, pero de momento y por si acaso, yo le tengo echado el ojo a un bolso ideal ¡el viernes cae!