Autor Tema: PEQUEÑO CUENTO DE NAVIDAD. 12/12/2016  (Leído 853 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado blancabianca

  • Todas las rubias no son tontas, todas las tontas no son rubias.
  • Moderator
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 679
  • Karma: 6
Que el  mundo ha cambiado con internet es evidente, pero si algo ha cambiado verdaderamente nuestras vidas en los últimos años ha sido sin duda la aparición de las redes sociales, nuevas formas de comunicarse, de estar en contacto, de buscar trabajo, amigos, incluso pareja, son los nuevos tiempos. Incluso en las rupturas de pareja, sí, porque antes cuando una relación se finiquitaba se pasaba al contacto cero, es decir  normalmente corría el aire, había espacio y  distancia, como mucho alguna vez un amigo común nos contaba que ayer cenó con nuestro ex y que no tenía muy buen aspecto, mentira piadosa de amigo, pero esto nos hacía sentir genial y nos ayudaba a saltar de la etapa de la negación a la de aceptación sin grandes traumas, ya sabemos aquello de ojos que no ven, corazón que no siente y se recupera, pero entonces llegó facebook y las cosa cambiaron a peor, tu ex sigue siendo amigo tuyo en la red y… pues algunos se obsesionan con su pasado y entran en un bucle sin control, espían, etiquetan, interfieren, investigan como le va la vida al otro/otra, cotillean… lo que viene siendo una sublime obsesión, vamos un sin dios, una manía persecutoria…
Y el proceso continua de una manera insana ¿Y qué pasa si hay una nueva pareja en la vida del ex?  Es la guerra. En estos casos creo que nosotras las mujeres somos más maquiavélicas, en el momento en  que vemos que él ha cambiado su  estado a soltero en facebook comienza la guerra y no cabe duda de que somos unas expertas en el arte de incordiar. Pepe y María lo saben bien, Lola la ex ha iniciado el ataque para reconquistar la plaza
- Pepe, Lola te ha vuelto a etiquetar ¿de qué coño va?—María levanta la voz dos tonos sin poder contener su enfado.                                     
- María no te pongas así ¿Qué hay de malo? Somos amigos.—Pepe se defiende, aunque sabe que la tormenta ha estallado y tendrá que descargar sí o sí.
- ¿Ah sí? Pues te ha etiquetado en una foto de una pareja besándose y ha escrito ¿recuerdas los buenos tiempos gorilin? ¿gorilin, que es eso de gorilin?
- Bueno, es que ella me llamaba gorilin…porque, bueno ya sabes… yo hacía el gorila en…bueno, es una tontería.
- Mira Pepe, no es normal, es que no es normal, o le das un toque o tendremos que hablar.
Bueno estas cosas se superan y se quedan en una bronca pequeña, pero Lola ha leído el arte de la guerra de  Sun Tzu, el libro sobre estrategias y tácticas militares escrito por el guerrero chino que se estudia en todas las academias militares, y  como ya sabemos que en el amor y en la guerra todo está permitido, Lola ha seguido los consejos de este texto con más de dos mil años de antigüedad, y como inspiró a Napoleón, Maquiavelo y Mao Tse Tung, Lola se inspira en las estrategias del viejo general chino y hace suya la frase “si haces que los adversarios no sepan el lugar y la fecha del ataque siempre puedes vencer”, así que Lola se agazapa, deja que pase un tiempo prudencial antes de atacar de nuevo, y un par de semanas después…
- Pepe, otra vez, Lola ha vuelto a poner una chorrada en tu muro. Pepe, estoy  harta te lo advierto, gorilin de  mierda
- Somos amigos Lola y yo, es que lo sacas todo de quicio. No me montes numeritos María.
-  normal ¿es normal?  No fastidies Pepe, pues según Javier no es normal.
- ¿Javier? ¿quién es Javier? Y que sabe ese tipo si es normal o no.—Pepe se mosquea.
- Es un compañero, el otro día estuvimos de guardia y ya sabes lo pesadas que se hacen las noches, estuvimos charlando mientras tomábamos  un café y le conté algo, es que esta historia me tiene de los nervios. Además, creo que le conoces, estuvo en la cena aquella en julio.
-Sí, creo que me acuerdo, menudo idiota, ese tipo es un friki ¿Qué sabe de normalidades?
- No es ningún idiota, de hecho su trabajo sobre la fractura de la extremidad próxima del fémur ha sido premiado.
-  Lo que te digo María, un friki, no tiene ni idea de que va la vida. Y encima opinando de lo que no le interesa, que se ocupe de su vida y se deje de opiniones estúpidas. Mira, he pensado que hacer una escapada en Nochevieja nos vendría genial, faltan tres semanas, si reservamos con tiempo…
- ok, genial. Tú te ocupas.—Responde María en tono conciliador.

Desconectado blancabianca

  • Todas las rubias no son tontas, todas las tontas no son rubias.
  • Moderator
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 679
  • Karma: 6
Re:PEQUEÑO CUENTO DE NAVIDAD. 12/12/2016
« Respuesta #1 en: 24 horas »
Segunda parte.
Pero el enemigo, o sea Lola, acecha. Una semana antes de Navidad comienza la ofensiva final, y como en la guerras modernas los ataque se realizan apretando un botón, en la distancia, fríamente, aparentemente sin motivos personales. Lola tiene su arma de destrucción, Facebbok, 24 horas a su servicio, etiqueta, comenta y sube una foto en  la que Lola y Pepe se besan delante de un muñeco de nieve, es una felicitación navideña con muy mala leche y un texto propio de la definitiva ofensiva: Feliz Navidad gorilin. ¿Recuerdas la gran nevada y como nos calentábamos? Y Pepe responde educadamente: Feliz Navidad, besos. María entra en barrena, monta un monumental escándalo, Pepe no lo entiende, es una felicitación inocente, te estás volviendo una neurótica obsesiva; María le envía a la mierda sin miramientos, Pepe espera que en el proyectado viaje de fin de año se calmen los ánimos… tres días antes de Nochevieja, un 28 de diciembre concretamente, el inocente Pepe llega a casa después de un día de trabajo agotador, tiene un mensaje de voz de María: Hola Pepe, mira yo no aguanto más,  me voy con Javier a esquiar en Nochevieja. Es que en estas últimas semanas me ha apoyado mucho Javier en esta crisis, ya sabes con lo de Lola, hemos descubierto que tenemos muchas cosas en común… y tú, bueno creo que en el fondo sigues queriendo a Lola. Adiós Pepe, un beso…clic seco y fin del mensaje. Y es que María ha meditado, aunque no ha leído el arte de la guerra sí tenía una abuela con mucho arte que siempre repetía María, niña, una retirada a tiempo es una victoria.
Pepe no puede creer lo que acaba de oír, empieza a hiperventilar, suda, siente una opresión en el pecho, el corazón cabalga loco, taquicardia… esta infartando, seguro, morirá solo, de repente su vida empieza a pasar ante sus ojos a  una velocidad vertiginosa, Pepe ha leído que esto ocurre en los últimos minutos de vida, justo antes de palmar… espera, quizá sea solo un microinfarto porque no pasa su vida entera, solamente el ultimo año con María. Se sobrepone, enciende un cigarro, se sirve una copa, suelta varios improperios dirigidos a María en voz alta, esto le acaba de tranquilizar. Será cabrona la tía, ya sabía yo que el tal Javier, demasiadas guardias… menuda hija de puta, si ya lo decía mi amigo Manolo que nunca la ha podido ver, esa novia tuya María es una  bruja, la reina bruja la llamaba, Manolo la  caló desde el primer momento…bruja, cabrona, dejarme tirado en nochevieja, con el viaje pagado… y ahora ¿qué hago en nochevieja, joder faltan tres días… la fiesta de Manolo, no, no es buena idea, suelen ser un coñazo, tengo que idear un plan B, joder, joder, joder… Lola, Lola nunca me ha fallado, Lola es una persona estupenda, nunca me ha fallado, no como esa cabronaza de María. Voy a llamar a Lola, sí, voy a llamarla, ella nunca me ha fallado, Lola, Lola…marca su número.
Lola esta tirada en su sofá bebiendo a sorbitos cortos un café, su móvil suena, mira la pantalla, Pepe… Lola sonríe, lleva varios días esperando la llamada, estaba segura de la victoria… el arte de la guerra, el viejo maestro chino sigue tan vigente… de hecho Lola ya hizo hace varios días una reserva para pasar la Nochevieja en ese sitio que a Pepe le encantaba.