Autor Tema: FRANCIA  (Leído 7459 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4865
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
FRANCIA
« en: 24 horas »
La rebelión islamista contra la República francesa
05.07.2023.-

Ya seas descendiente de inmigrantes argelinos, ya seas descendiente de San Luis, es cierto que si, en Francia, como en muchos otros lugares del mundo, circulas sin carnet de conducir a gran velocidad por un carril bus corres el riesgo de ser detenido y encañonado por la policía.

No es menos cierto que si, en esas circunstancias, y por el hecho de tener ya numerosos antecedentes penales, decides pisar el acelerador, haciendo caso omiso y pudiendo atropellar a los policías que, a través de la ventana de tu vehículo, te estaban interrogando a punta de pistola, corres en tu fuga el riesgo de recibir un disparo.
 Y, finalmente, no es menos cierto que si te arriesgas a ser disparado corres el riesgo de acabar muerto, tal y como fatalmente le sucedio a Nahel, un joven delincuente de 17 años de origen argelino al que un agente disparó el pasado martes en un control policial en Nanterre.

Estos, sin embargo, son los hechos que, desde entonces, los islamistas franceses han utilizado como excusa para desatar una ola de extrema violencia en todo el país, en la que han resultado heridos más de 600 policías y bomberos, en la que ha resultado atacadas más de 60 comisarías y gendarmerías, centenares de edificios públicos, como alcaldías, bibliotecas y escuelas, y que ha causado miles de incendios en la calle y destrozos y saqueos en centenares de comercios, supermercados y sucursales bancarias.

Mucho se puede y se debe denunciar la violencia de estos islamistas que, lejos de considerarse a sí mismos franceses, odian los valores de pluralismo político y religioso y de separación de poderes del país que les acoge a ellos o a sus antepasados; mucho se puede y se debe combatir ese liberticida y violento integrismo religioso que presenta a la "civilización francesa" y, en general, occidental, como una civilización de mentira y pecado, una civilización de ateísmo y herejía, al tiempo que disfrutan de la sanidad y las ayudas que les brinda su odiada república francesa.

Ahora bien: no son menos cómplices de esta situación la mayor parte de la izquierda política y mediática —muchos de cuyos representantes carecen de ascendencia inmigrante alguna— , que, lejos de denunciar el fanatismo y la barbarie islamista, la ocultan y edulcoran como protesta contra un Estado francés al que acusan de racismo policial y de mantener en la pobreza a los ciudadanos musulmanes de origen inmigrante, a los que, por lo visto, además de procurarles sanidad, educación y ayudas sociales, les debería garantizar un empleo bien remunerado. Eso, por no hablar de una extrema izquierda que siempre ha respaldado la violencia como arma revolucionaria y que se suma a la que perpetran los islamistas en nombre de la yihad.

Lo que es evidente es que la tolerancia hacia los intolerantes, la confusión entre mestizaje y multiculturalismo y la equiparación entre el encomiable derecho a la diversidad con la nada deseable diversidad de derechos en función del origen cultural han convertido a la inmigración de procedencia islámica en un auténtico caballo de Troya para unas sociedades abiertas, plurales y mestizas en la que ni puede ni debe imperar la sharía sino una ley civil, común e igual para todos sin discriminación por sexo, orientación sexual, religión o raza. De combatir ese caballo de Troya no sólo depende la supervivencia de Francia sino de toda Europa.
Editorial LD

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4865
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:FRANCIA
« Respuesta #1 en: 24 horas »
Crisis en Francia. 'In dubio pro policier'
07.07.2023.-

Tras una semana de violencia provocada por la kale borroka francesa, (mezcla del terrorismo urbano de milicianos izquierdistas con yihadistas autóctonos), esta deja paso a la capitalización política del caos por las "organizaciones de clase y progresistas". La France Insoumise (LFI) y el sindicato comunista CGT —junto a los habituales compañeros de viaje— han convocado una marcha para expresar el dolor y la rabia de los ciudadanos por la muerte de Nahel M.

No les han debido parecer suficiente expresión de "rabia" los 23.878 incendios en la vía pública, calcinar 12.031 vehículos, dañar o incendiar 2.508 edificios (entre ellos 273 comisarías, 105 ayuntamientos y 168 escuelas) y agredir a 17 cargos electos. Son los datos que Gérald Darmanin, ministro del Interior, facilitó en su comparecencia ante la Comisión Jurídica del Senado el pasado martes.

Para los convocantes de la marcha, la policía francesa es la responsable de lo sucedido. Hay que maniatarla y debilitarla. "Una reforma en profundidad de la policía, de sus técnicas de intervención y de su armamento", informaba Le Monde sobre las exigencias de LFI. La derogación de la ley 2017-258, relativa a la seguridad pública, es su objetivo. Esta ley se aprobó por iniciativa del socialista Bernard Cazeneuve, que sustituyó a Manuel Valls como ministro del Interior (algunos medios de comunicación de aquí, modelo de rigor, la confunden con el Código Penal francés; no les hagan caso. Tampoco Nahel era negro. Era una persona).

¿Qué dice la Ley para provocar el encono de la izquierda? En relación a lo sucedido (el disparo del policía al conductor del vehículo) el artículo 435-1 establece que: "En el ejercicio de sus funciones y vistiendo su uniforme o los distintivos externos y visibles de su estatuto, los agentes de la policía nacional y los miembros de la gendarmería nacional podrán, además de en los casos mencionados en el artículo L. 211-9, utilizar sus armas en casos de absoluta necesidad y de manera estrictamente proporcionada: Punto 4. Cuando no puedan inmovilizar, salvo mediante el uso de armas, vehículos, embarcaciones u otros medios de transporte, cuyos conductores no acaten la orden de detenerse y cuyos ocupantes puedan, en su huida, causarse daños a sí mismos o a terceros".

La investigación de la fiscalía determinará si es punible la actuación del agente. Algunos ya le han condenado por unos segundos de vídeo. En cualquier caso, hay una pregunta que resulta pertinente para entender por qué se aprueba la Ley 2017-258 ¿Qué estaba sucediendo en Francia en esos años?

El 7 de enero de 2015 se produjo el atentado contra la redacción de la revista Charlie Hebdo. Muchos dijeron "Je suis Charlie", menos el Papa Francisco: "Matar en nombre de Dios es una aberración", afirmó y añadió: "No se puede provocar, no se puede insultar la fe de los demás. No puede uno burlarse de la fe. No se puede". Cada cual entendió las palabras del Pontífice a su mejor conveniencia, pero Francisco no tuvo un buen día.

El año acababa de empezar. Terminaría con 139 asesinatos más cometidos por islamistas.

Europol publica anualmente un informe [TE-SAT] sobre la evolución del terrorismo en su ámbito de competencia. En el apartado dedicado al yihadismo detalla los atentados. Estos son los producidos en Francia durante el año 2015 (además del de Charlie Hebdo):

-8 de enero, una agente de policía desarmada recibió un disparo por la espalda y murió mientras atendía un incidente de tráfico rutinario en París. El 9 de enero, el mismo atacante mató a cuatro personas durante un prolongado asedio a un supermercado judío en otra localidad de París.

-3 de febrero, tres soldados son heridos en un ataque con cuchillo en Niza.
-26 de junio, un hombre ataca una fábrica de productos químicos en Saint-Quentin-Fallavier. El agresor entró en las instalaciones en un coche e hizo estallar varios artefactos explosivos de pequeño tamaño. Antes decapitó a un hombre y empaló su cabeza en la valla del recinto de la empresa. En las inmediaciones se encontraron pancartas con escritos en árabe.

-13 de noviembre, se perpetran en París una serie de atentados complejos y sincronizados contra objetivos cuidadosamente elegidos, que incluían un estadio de fútbol, un teatro, cafés y restaurantes. Un total de 130 personas murieron, 89 de ellas en el teatro Bataclan. Otras 368 personas resultan heridas, un gran número de ellas de gravedad.
Durante el año siguiente los ataques continuaron. Así lo recoge el informe TE-SAT:

-7 de enero de 2016, un hombre que lleva lo que parece ser un chaleco suicida y blande un cuchillo de carnicero frente a la comisaría de Goutte d'Or, en París, es abatido a tiros cuando intenta entrar por la fuerza. También en enero, un profesor judío, que vestía traje tradicional y kippa, es atacado y herido con un machete en Marsella. El agresor es un chico de 15 años que había llegado a Francia en 2010.

-13 de junio, un exconvicto por delitos relacionados con terrorismo mata a puñaladas a un comandante de la policía francesa y a su esposa. El atacante emitió una declaración en directo desde el lugar de los hechos a través de las redes sociales en la que juraba lealtad al Estado Islámico.

-14 de julio, un tunecino de 31 años residente en Francia atenta contra las celebraciones del Día de la Bastilla en Niza. Conduce un camión durante dos kilómetros entre la multitud que había asistido a un espectáculo pirotécnico en el Paseo de los Ingleses. Mata a 85 personas, entre ellas 10 niños, hiere a 201.

-26 de julio, dos asaltantes armados con cuchillos entraron en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray (cerca de Rouen) durante la oración de la mañana. Asesinan a un sacerdote de 86 años, hieren gravemente a una monja. Los dos atacantes, ambos de 19 años, se grababan delante del altar. Fueron abatidos por la policía cuando salían de la iglesia.
En este contexto de violencia, la Ley de Seguridad Pública modifica las normas para el uso de las armas.

Entre 2015 y 2016, Europol informa de un total de 30 ataques terroristas islamistas "completados, fallidos o frustrados". 20 se produjeron en Francia y 4 en la vecina Bélgica. De los 1.405 detenidos en esos dos años, 806 los captura la policía francesa. La República ha sido y es un objetivo prioritario del yihadismo. De 2015 a 2022, ambos inclusive, Europol informa de 117 ataques, 65 de ellos en Francia. El número de yihadistas detenidos va en consonancia: de un total de 3.837, 1.942 se los apuntan las fuerzas de seguridad galas. Para situar la importancia de estas cifras, sirva el dato de las efectuadas en España: 429 en esos ocho años. Nuestro país es el segundo en número de detenidos.

"La amenaza está en todas partes", afirmó Gérard Collomb, ministro del Interior, tras los atentados de Carcasona y Trèbes, perpetrados el 23 de marzo de 2018. La izquierda francesa contesta a esta amenaza debilitando a sus fuerzas de seguridad. En nuestro país, buena parte de la opinión publicada hace un seguidismo ignorante e irresponsable.

Ante la muerte de Nahel M., del que poco se sabe, y la inmediata detención del agente, que no es un asesino… In dubio pro policier.
 Pedro Gil Ruíz.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4865
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:FRANCIA
« Respuesta #2 en: 24 horas »
El ocaso del macronismo
10.06.2024.-

La sentencia está ahí: más del 85% de los franceses que acudieron a votar el 9 de junio de 2024 rechazaron el macronismo. Una derrota. Los franceses ya no quieren a Macron: así es como podemos interpretar estos resultados implacables, si observamos el campo de batalla con un poco de altivez. Sí, pero, me dirán, fueron elecciones europeas, no nacionales. ¡Pues sí, exactamente! De lo contrario, el Presidente de la República no se habría dirigido a los franceses tres días antes de las elecciones, simplemente porque estaban en problemas, y no se habría apresurado a disolver la Asamblea Nacional, en cuanto se conocieron los resultados, con acentos crepusculares. .

Por tanto, el 85% de los franceses rechazó a Macron. La pobre Valérie Hayer, que hizo lo que pudo, es decir poco, gana menos del 15% (14,7 en el momento de escribir estas líneas).
Seguramente podría consolarse recordando la puntuación de la lista socialista en las elecciones europeas de 2014: 13,98% después de dos años de holandés. Pero sería fácil olvidar que en aquel momento el FN de Marine Le Pen, que quedó primero en la votación, sólo había ganado "con" el 24,86% de los votos, mientras que hoy ronda el 32%. Que a la UMP –la famosa “derecha republicana”– todavía le iba bien, con casi el 21% de los votos.

 Después de siete años de Macron en el Elíseo, mientras, recordemos, el macronismo tuvo que destruir el viejo mundo ( ¡salir del PS y del LR!) y hacer retroceder al FN, convertido desde entonces en RN, este último es ahora el primero, a la cabeza con el 32,6% de los votos.
La guinda del pastel: el RN es más del doble de la lista de la mayoría presidencial (¡así se tituló la lista de Hayer, prueba de que efectivamente se trató de una votación nacional y no europea!). Sin olvidar el pequeño extra, diremos el pequeño gesto comercial: una extrema izquierda que no se debilita (con un 9,2%, LFI supera en tres puntos a Mélenchon en las elecciones europeas de 2014), a pesar (¿o a causa de?) del desorden de la Asamblea Nacional, pero con (¿o a causa de?) un discurso que se ha radicalizado, por no decir islamista de izquierda. Queremos decirle a Macron: “¡Me quito el sombrero, artista!” » Soñaba con que Giscard reuniera a dos de cada tres franceses. ¡Enajenó al 85% de los franceses!

Así pues, podemos pasar y pasar la hoja de resultados de estas elecciones como queramos, a lo largo, a lo ancho o de lado: es una amarga derrota para Emmanuel Macron. El macronismo del “período azul” pretendía ser una especie de fin de la política, de la política, como otros, tras la caída del muro, vieron venir el fin de la Historia. La política le vuelve como un boomerang en la cara. Y además la Historia, con la guerra en el horizonte, cuando obviamente no está hecho para eso, a pesar de sus golpes en la barbilla y sus desvaríos.

 Sí, pero, me lo repito, está lejos de haber sido ganado por Le Pen y Bardella. Puede ser. Pero en cualquier caso, y sean cuales sean los resultados de las elecciones legislativas del 30 de junio y del 7 de julio, será el ocaso del macronismo. Primera hipótesis: gana el RN. Macron, el que fue el joven apuesto de 2017, hará de Mitterrand. No Macron. Quería ser Bonaparte en el Puente de Arcole y acabará siendo el padre Queuille.

Segunda hipótesis: consigue salvar los muebles con la ayuda de LR (ya Macronie ha anunciado que no presentará candidato contra los diputados salientes "parte del campo republicano" (hablábamos del "arco", el momento ha venido para el “campo republicano”…). Nada dice, hasta la fecha, que obtendrá la mayoría absoluta en la Asamblea, dado el equilibrio de fuerzas presente, por lo que retomaríamos el cabotaje institucional que venimos viviendo. ¿Dos años? ¿Una larga y lamentable agonía hasta 2027? Macron y el macronismo habrán agotado a Francia: social, social, económica, política, institucional, nerviosa y moral.
jorge michel

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4865
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:FRANCIA
« Respuesta #3 en: 24 horas »
Córcega: las fiestas y tradiciones católicas siguen bien arraigadas.
10.06.2024.-
En Bastia, la ciudad volvió a conectarse, el domingo 2 de junio, con una tradición olvidada desde hace 70 años: el Corpus Christi. A la procesión fueron invitadas las cinco parroquias de la ciudad de Bastia. "Esta celebración se perdió porque había menos sacerdotes y menos fervor ", confiesa Pierre Pancrazi, colega de Saint-Charles, al periódico Corse Matin . Casi un centenar de fieles procedentes de las cinco cofradías de la ciudad de Bastia (Saint-Joseph, Sainte-Croix, Saint-Charles, Saint-Roch y la Inmaculada Concepción) se reunieron, a los que se unieron colegas de los municipios vecinos de Cap Corse o Balagne para celebrar el Corpus. Cristo. Procesión encabezada por el cardenal Bustillo, obispo de Ajaccio, llevando, como antaño, el Santísimo Sacramento bajo el palio . “Estas son procesiones antiguas que se remontan a mucho tiempo atrás. Sacamos el Santísimo Sacramento a veces por epidemias, a veces por guerras”, explica el padre Nicoli a Corse Matin .

Más al sur, fue San Erasmo, patrón de los pescadores y navegantes corsos, quien fue celebrado, ese mismo domingo , en las calles y en la bahía de Ajaccio, la capital del sur de Córcega. Varios centenares de fieles se reunieron en la iglesia de Saint-Erasme.

Dos fiestas católicas que se encuentran entre los principales acontecimientos litúrgicos de la isla, junto con la Madonuccia (Nuestra Señora de la Misericordia), se celebran cada año en Ajaccio unos días antes de la primavera. Los orígenes de esta tradición se remontan a la ocupación genovesa, cuando Génova, afectada por una epidemia de peste, amenazó con extender el flagelo a la isla al atracar sus barcos en el golfo de Ajaccio. Otras celebraciones, como la Pascua de Cargèse , son también un punto culminante de la vida cristiana corsa, con misa en la iglesia griega de Saint-Spiridon, de rito bizantino, y en la iglesia latina de Saint-Antoine. Una antigua y única comunión de ritos, transmitida de generación en generación y a la que los corsos están profundamente apegados.

Una tierra de carácter imbuida de “catolicismo popular” (Patrick Buisson)

En Córcega, 9 de cada 10 habitantes se declaran católicos (según las cifras comunicadas por las autoridades eclesiásticas de la isla). Se observa un fervor religioso singular y muy latino en esta isla de la Belleza "impregnada de catolicismo  [y]  de tradición cristiana" , señaló monseñor François Bustillo el año pasado. El obispo de Ajaccio, una de las personalidades favoritas de los isleños, es también muy apreciado por los corsos por haber iniciado el renacimiento de las cofradías y de las canciones polifónicas corsas en el seno de la Iglesia católica de la isla. El “efecto Bustillo” habría fomentado incluso las ordenaciones y los catecúmenos, cada vez más numerosos entre los jóvenes corsos.

En Córcega existe "un vínculo físico con la Iglesia católica que va más allá de los dogmas [...] El catolicismo es inseparable de la identidad corsa" , cree, por su parte, Nicolas Battini, autor de Le Sursaut corse, identidad más que independencia. (Éditions de l'Artilleur, 2024), que cuestionamos. Su arraigo cultural e histórico es tal que "lo vemos, incluso en el posicionamiento de los partidos de izquierda que luchan por imponer una línea laica ", añade el que también es presidente fundador del partido autonomista e identitario Mossa Palatinu.
Evoca así el momento en que, el 8 de diciembre, día de la fiesta de la Inmaculada Concepción, una decena de activistas de Palatinu (la asociación para la defensa de la identidad corsa que él fundó y que también dirige) tomaron el ayuntamiento de Bastia instalará allí una guardería, denunciando la “ lógica del despertar ” del municipio autónomo, también conocido por ser el bastión histórico de la izquierda en la isla.
 Las palabras de Étienne Bastelica, representante municipal electo de Ajaccio, fueron entonces reveladoras para un hombre de izquierda republicana que se dice comunista: Bastelica no encontró nada de qué quejarse y declaró que tenía  "además de la intención de traerla ". nietos que la vean pronto,  [porque] los hará felices. Francamente, hay otras cuestiones más importantes en Córcega ”, concluyó. La República es laica, por supuesto, pero Córcega está apegada a sus raíces cristianas y persiste... Éste es también el encanto corso.
Ana Morel.

Desconectado Brotes

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 4865
  • Karma: 7
  • El mejor título, es el de buena persona.
Re:FRANCIA
« Respuesta #4 en: 24 horas »
La arriesgada apuesta de Macron
12.06.2020.-

La convocatoria anticipada de elecciones legislativas en Francia se produce cuando el partido de Marine Le Pen no para de crecer.

La victoria arrolladora este domingo en las elecciones europeas de Reagrupamiento Nacional (RN), la formación ultra liderada por Marine Le Pen, y la clara derrota de Renacimiento, el partido de la mayoría presidencial, han dado lugar a una situación inédita en Francia. El presidente, Emmanuel Macron, ha anunciado la disolución de la Asamblea Nacional tras conocer los resultados y ha convocado elecciones legislativas los próximos 30 de junio (primera vuelta) y 7 de julio (segunda vuelta).
Si bien el resultado cosechado por la lista del RN encabezada por Jordan Bardella, la estrella ascendente de la extrema derecha francesa, con un 31,4% de los votos frente al 14,6% de Renacimiento, no ha sido una sorpresa, sí lo es la decisión de Macron de acceder, aunque sea de modo implícito, a la demanda formulada por RN durante la campaña: disolver el Parlamento en caso de que su lista fuera la más votada.


Primero, porque el presidente consolida la idea de que Le Pen impone su agenda y, sobre todo, porque abre la posibilidad de una cohabitación con la extrema derecha. Segundo, porque es la primera vez que un escrutinio europeo tiene una repercusión tan directa en la política nacional: ninguna de las disoluciones anteriores estuvo ligada a unas elecciones supranacionales, algo que puede crear un peligroso precedente en términos de estabilidad y que refleja la confusión del partido gobernante durante la campaña. Al dar más protagonismo su primer ministro, Gabriel Attal, que a su candidata europea, Valérie Hayer, Macron contribuyó a convertir los comicios europeos en un duelo nacional binario —entre él y Le Pen— y excluyó de facto a los demás partidos.
Llamar de nuevo a las urnas en un momento en el que el partido ultra no para de crecer es una apuesta muy arriesgada. Parece difícil que la relación de fuerzas se revierta en tan solo 20 días, sobre todo teniendo en cuenta que la nueva cara amable del partido ultra ha conseguido ampliar su base electoral social y territorial. Con excepción de París y de tres departamentos próximos a la capital, Reagrupamiento Nacional ha sido la formación más votada en el resto del país y ha ganado 2,5 millones de electores desde las últimas europeas.

Hay quien ve en las elecciones anticipadas una forma audaz de retomar el control de la situación y de clarificar la voluntad de la ciudadanía tras el revés electoral. Pero la decisión tiene algo de temeraria. Además, el acuerdo anunciado el lunes por el conjunto de partidos de izquierda, que promueve un “nuevo frente popular”, dificultará la jugada de Macron. Aunque esta alianza podría agrietarse por discrepancias internas sobre el apoyo a la construcción europea o a la ayuda militar a Ucrania, a las que se opone la izquierda soberanista y euroescéptica de Jean-Luc Mélenchon.

Nada más llegar al poder, Macron prometió a los franceses erradicar a la extrema derecha. Por ahora, lo que ha conseguido es poner ante el espejo a la derecha tradicional, que el domingo quedó en quinta posición con un 7,25% de los votos. Este martes el líder de Los Republicanos —equivalente francés del PP— llevó a su partido al borde de la escisión al anunciar su intención de pactar con Marine Le Pen. Después de las elecciones del domingo, los ultras de Reagrupamiento Nacional están más cerca que nunca del poder en Francia, motor de la Unión Europea junto a Alemania. Está por ver si las elecciones legislativas funcionan para ellos como un muro de contención o como una autopista.
EditorialEP